Necrológicas
  • Nolberto Robinson Villarroel Barría
  • Beba Babaic Smith

Paridad de género

Por Gloria Vilicic Peña jueves 13 de febrero del 2020
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

La paridad de género, entendida como una participación equilibrada de hombres y mujeres en las posiciones de poder y de toma de decisiones en todas las esferas de la vida, constituiría una condición destacada, necesaria y obligatoria para la igualdad de los sexos. Suena bonito, pero detrás de este anhelo, hoy convertido en ideología, se confunde el anhelo del trato igualitario de mujeres y hombres ante la ley y ya garantizado en la Constitución chilena, con la búsqueda de cuotas de poder sin el respaldo de un proceso democrático.

En la actual propuesta por la paridad de género, como sólo una cuota de un 40 o un 50% de participación en el poder, subyace la falta de confianza de algunas mujeres en nuestras actuales congresistas y dirigentes partidistas. La manoseada ideología de género supone que sólo atrincherándonos en cuotas podemos acceder al gobierno. Con la ideología de la paridad de género, renunciamos, asombrosamente y sin reflexión alguna, a acceder como mujeres al 100% del poder. ¿Por qué no puede Magallanes tener tres diputadas y dos senadoras?  Porque aunque quisiéramos y la voluntad popular así lo decidiera, deberíamos entonces, en consecuencia a la ideología de género, claudicar ante la cuota masculina de género, (50% en la paridad de género) para cederle dos escaños a unos políticos masculinos que no habrían convencido a la ciudadanía para ser electos, pero que se colarían en el congreso, sólo por fuerza de una cuota de género.

Las y los promotores de esta ideología, aparentemente, sólo quieren perpetuar una idiosincrasia machista que no hace creer que no somos capaces de acceder al poder por mérito propio y necesitamos de la generosidad masculina para ser electas. Más aún, políticOs (O en mayúscula) de segunda categoría buscan guarecerse detrás de una cuota de elección, pues no sobrevivirían un debate público sobre sus propuestas de gobierno.

La maternidad y paternidad responsables, el matrimonio o convivencia responsable, el cuidado responsable de nuestros progenitores, no puede seguir siendo sólo un problema o tema de las mujeres, sino es una desafío de todos. Pues finalmente de eso de trata, de solucionar los problemas que nos atañe a todos como ciudadanía. Lo preocupante de esta ideología es que nos lleva a invertir esfuerzos en discusiones que nos apartan de los desafíos actuales  como país. Es así que los adherentes a una nueva Constitución, proponen una constitución No-Sexista, escudándose en eufemismos para explicar por qué la Constitución reformada por el Presidente Lagos no daría garantía para alcanzar el pleno desarrollo humano a las ciudadanas chilenas. “Artículo 1º,. Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos… El Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y cada uno de los integrantes de la comunidad  nacional su mayor realización espiritual y material posible..”

Si queremos mejorar la calidad de vida de las mujeres en Chile y, en consecuencia, también la calidad de vida de sus padres, cónyuges e hijos, debemos entonces apoyar a mujeres que se dedican a la política y que en programas políticos concretos propongan mejoras sociales ahora y  aquí a las mujeres y hombres de Magallanes. ¿Qué tiene que ver la inclusión de la palabra paridad de género en una nueva Constitución con las mejoras de los planes de salud, pensiones y condiciones laborales para las mujeres? ¿Qué tiene que ver esta ideología de género con el acceso universal garantizado a jardines infantiles?

Las mujeres magallánicas debemos seguir luchando para que Magallanes tenga más voces femeninas en política, representada por ahora por dos excelentes congresistas. Por eso apoyaré el rechazo a una nueva constitución y trabajaré para tener dos diputadas y dos Senadoras en las próximas elecciones parlamentarias. Magallanes requieres cambios ahora.