Necrológicas
  • Iris Sonia Astorga Mancilla
  • Romina Daniela Cárdenas Moreira
  • Elena Luisa Alvarado Alvarado

Producción de lana de calidad

Por La Prensa Austral sábado 6 de octubre del 2018

Compartir esta noticia
73
Visitas

Asociación Gremial de Ganaderos de Tierra del Fuego.

Desde el inicio de la ganadería en Magallanes el sistema productivo estuvo enfocado fundamentalmente en la producción lanera; las ovejas y capones se criaban para obtener anualmente una cosecha de “oro blanco”, como se le denominó años atrás a la lana dado el gran valor que este producto representaba.

Este sistema de producción se mantuvo por años, siendo la carne y la grasa junto a los cueros, los principales subproductos de esta industria. La carne y la grasa se procesaban en las fundiciones que poseían las industrias frigoríficas de la época para destinarse a la fabricación de productos como jabón o velas. La lana se enfardaba y se clasificaba por categorías para embarcarse con destino a Europa para la industria textil. Desde esa época que la lana producida en Magallanes es cotizada por su blancura, característica generada por el clima y las condiciones sanitarias de esta zona del mundo.

Pero desde la década de los 80` con el descenso en los precios de la lana, los sistemas productivos de la región fueron progresivamente cambiando, llegando a transformarse la carne de cordero en el principal producto de exportación, por sobre la lana.

La alta demanda de carne de cordero por parte de los principales mercados mundiales, ha llevado a que muchos productores enfoquen su producción en generar un cordero de calidad que satisfaga la demanda de las plantas faenadoras. Lo anterior ha producido que en la región se estén introduciendo reproductores de razas carniceras, especializados en la producción de carne, lo que genera corderos más pesados y de mejor calidad.

Todo esto se ve muy bien y responde a los comportamientos de los mercados, sin embargo, la lana sigue teniendo una gran importancia en nuestro sistema productivo, más aun viendo una continua alza en los valores de comercialización de los últimos años, producto de la mayor demanda por fibras naturales. Por ello, es de suma importancia el trabajo que se está realizando con miras a mejorar los procesos de producción de lana, desde la incorporación de buenas prácticas ganaderas  que aseguren un correcto trato hacia los animales como al ambiente, hasta mejorar las técnicas de esquila y acondicionamiento para presentar un producto confiable y de calidad.

Resulta fundamental el especial cuidado que se debe tener al introducir en la majada animales de tipo carnicero y sus cruzas, ya que estas razas por lo general poseen fibras negras, coloreadas y pelos, las que presentan un grave problema para la industria lanera pudiendo generar deterioro importante en un lote de lana. Esto no significa que no se introduzcan estas razas, por el contrario, es importante y necesario que así sea. Pero a la hora de cosechar esta lana se debe enfardar por separado y señalar adecuadamente de manera que el comprador sepa qué es lo que está adquiriendo.

El asegurar la calidad y confiabilidad de nuestro producto, se traducirá en el mediano plazo en una mayor demanda, con los consiguientes beneficios económicos para el sector. Pero es un trabajo que debemos realizar los productores con el apoyo, retroalimentación y compromiso de la industria, ya que sin esta información relevante que nos puede aportar para mejorar nuestro producto, difícilmente podremos lograrlo.