Necrológicas

Protección a la maternidad (Parte II)

Por Palmira Muñoz miércoles 16 de septiembre del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

La ley protege la maternidad, otorga derechos de descansos, subsidios y fueros a todas las trabajadoras embarazadas, otorga a los padres trabajadores un descanso por nacimiento del hijo, y derechos y subsidios para la trabajadora o trabajador que tenga a su cuidado a un menor, entre otros.

Así tenemos que hay un fuero maternal, que constituye el derecho que tiene toda mujer trabajadora a no ser despedida por su empleador, sino con autorización del juez competente, quien sólo podrá concederla para las siguientes causales: vencimiento del plazo convenido, conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato o hechos imputables a la conducta del trabajador.

Ahora, en caso de que el padre haga uso del permiso postnatal parental también gozará de fuero laboral. Ese fuero dura un período equivalente al doble de la duración de su permiso, a contar de los diez días anteriores al comienzo del uso del mismo. El fuero del padre no podrá exceder de tres meses.

El fuero se aplica también en caso de adopciones y rige además para el personal de las Fuerzas Armadas, Carabineros y la PDI.

Cabe recalcar que este fuero maternal dura todo el periodo de embarazo y hasta un año después de expirado el descanso maternal (periodo de postnatal). Y el empleador no puede despedirla durante los respectivos descansos de maternidad que le correspondan, salvo si su empleador cuenta con autorización judicial. Ahora, si la despiden durante el período de fuero maternal, puede reclamar ante los Tribunales del Trabajo en el plazo de 60 días hábiles contados desde el día del despido.

Hay que tener presente que durante los periodos de pre y post natal la madre recibe un subsidio maternal que equivale a la totalidad de su remuneración y las asignaciones que estuviese percibiendo, con tope de 73,2 UF. Sólo se descontarán las imposiciones de previsión y descuentos legales que correspondan. Ahora, si regresa a trabajar por media jornada durante su periodo postnatal parental, tendrá derecho a la mitad del subsidio de lo que le habría correspondido si hubiera tomado el descanso a jornada completa, y a lo menos el 50% de las remuneraciones fijadas en el contrato de trabajo. Si regresa a trabajar por media jornada durante su periodo postnatal parental, tendrá derecho a la mitad del subsidio de lo que le habría correspondido si hubiera tomado el descanso a jornada completa, y a lo menos el 50% de las remuneraciones fijadas en el contrato de trabajo.

En cuanto al cálculo del subsidio maternal, para trabajadoras dependientes, se calcula sobre el promedio de las remuneraciones, subsidios o ambos que haya percibido los últimos tres meses anteriores a la licencia pre natal. Para trabajadores independientes, la base de cálculo considera el promedio de las rentas, subsidios o ambos, que haya percibido los seis meses inmediatamente anteriores a la licencia por prenatal. Ningún empleador puede condicionar la contratación, ni exigir certificados que acrediten esta situación al momento de contratar a una mujer.

Hay que tener presente que la madre tiene derecho a sala cuna, cuando trabaja en una empresa que ocupa veinte o más trabajadoras de cualquier edad o estado civil, o en centros o complejos comerciales e industriales y de servicios, administrados bajo una misma razón social o personalidad jurídica, cuyos establecimientos ocupen, entre todos, veinte o más trabajadoras.

A este respecto, el empleador tiene 3 opciones: 1.- Mantener o construir salas anexas e independientes del local de trabajo, pero de propiedad de la empresa. 2.- Mantener en forma conjunta una sala cuna con otros empleadores. 3.- Designar y pagar una sala cuna externa, que cuente con autorización de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji).

Por otra parte la ley contempla el derecho a la alimentación de los hijos hasta 2 años, disponiendo las madres trabajadoras de una hora al día para dar alimento a sus hijos, para cuyo caso este derecho puede ejercerse de las siguientes formas a acordar con el empleador: a)En cualquier momento dentro de la jornada de trabajo b)Dividiéndola, a solicitud del interesado, en dos bloques de media hora cada uno. c)También pueden retrasar el ingreso o adelantar la salida en media o una hora.

Finalmente cabe señalar que quién fiscaliza la puesta en práctica de la protección a la maternidad es la Dirección del Trabajo y en el caso específico de las salas cunas, la entidad encarga de la fiscalización es la Junta Nacional de jardines Infantiles. Y en cuanto a las sanciones para quienes no cumplan la norma de protección a la maternidad, las infracciones contemplan multas de 14 a 70 UTM, multa que se duplica en caso de reincidencia.