Necrológicas
  • Juan Carlos Gallardo Espada
  • Segundo Gallardo Mansilla

“Puerto Edén, Puerto Edén”

Por Ramón Arriagada miércoles 22 de marzo del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

Por primera vez en su historia, Puerto Edén, recibe la visita de un director nacional de la Conadi. Bien por nuestros amigos por tantos años postergados, que Alberto Pizarro Chañilao, haya tomado la decisión de irlos a ver. Su visita ha traído importantes novedades y, lo más constructivo, ha reabierto un debate sobre el futuro que queremos para los habitantes del archipiélago patagónico sur. No olvidar el transbordador de Puerto Natales a Caleta Tortel, pasando semanalmente por Puerto Edén, factor de importantes cambios para los habitantes del sector. Cómo no sentirse ciudadanos de primera clase ahora que la barcaza baja su portalón y les permite llegar en un “puerta a puerta” a su hogares.

No lejanos están los días en que aprovechando la pasada de los transbordadores que unen Puerto Natales con Puerto Montt, los pasajeros debían en horas de oscuridad y expuestos a los vientos huracanados, transitar por el boquerón del barco para llegar a una feble lancha de trasbordo. Pese a todo quedan problemas de infraestructura que bien detectó el director nacional de la repartición en su viaje, dedicado a  salvaguardar las oportunidades de los pueblos aborígenes en un país como Chile, donde aún hay recatos para declararse un estado multicultural, plurinacional y pluriétnico. A su regreso de Puerto Edén, Pizarro Chañilao, ha declarado acertadamente,  “hay zonas donde definitivamente hay que dejar  un poco de lado la calculadora e invertir”.

La autoridad gubernamental a cargo de los asuntos indígenas constató que el lugar es inhóspito para sus pobladores y, en el poblado viven descendientes de las etnias kawésqar y huilliche mapuche, merecedores de una atención preferente por parte del Estado. En medio de los canales, donde se registran lluvias de mil milímetros en un año, están estos chilenos, cumpliendo un papel importante de soberanía respecto del Campo de Hielo Sur. Sin embargo, en  la visita se percató de muchas casas difícilmente habitables, pasarelas de madera ya demasiado deterioradas (son sus calles) y un suministro eléctrico de horarios mezquinos.

Por la tarde del lunes en la red social la cual sigo, se abrieron los fuegos de natalinos inquietos y muy bien empoderados en el tema, muchos conocedores de las características de Puerto Edén. Transcribo algunos de los muchos e interesantes comentarios: “Las pasarelas hace veinte años que no se renuevan, es tan así que los cruceros no pueden bajar a visitar la localidad”,  “No bajan pasajeros por el riesgo de accidentarse en las pasarelas”.

Suman  y siguen las opiniones sobre Puerto Edén: “Sernatur  tiene planes para instalar pasarelas en el ventisquero Pío XI, tanto o más majestuoso que el Perito Moreno, pero primero está Puerto Edén”, “Antes de renovar las pasarelas de Puerto Edén vayan a Caleta Tortel, ahí están las pasarelas que se necesitan”, “Es lamentable lo poco que se inmiscuye la Municipalidad de Natales en este tema”.

Hay una pausa en el diálogo, pero se viene más fuerte y la red social comienza a recalentarse, a punto de explotar los tapones, vienen nuevos datos sobre Puerto Edén. “Puerto Edén, el lugar en Chile de las dos urnas. Una para votar, otra para traer los muertos del lugar”, “Una aspiración de los habitantes, tener un pabellón de nichos, en el cementerio no hay lugar”, “Si te entierran en la tierra, los perros empiezan a escarbar, macabro, por decir lo menos”.

Un funcionario oficioso de gobierno, nos informa que después de la navegación del barco que une Puerto Natales con Caleta Tortel, vienen para  el lugar licitaciones por $1.000 millones en mejoramiento de viviendas, mucha plata también para pasarelas nuevos y miradores. Otros tantos millones para tendido eléctrico y domiciliario. Todas inversiones para este año. Se acercan una plaza techada y la materialización de la mini- central hidroeléctrica.

Día lunes, regreso a la programación televisiva, un buen programa sobre O’Higgins y su legado. El “Magallanes, Magallanes” fue por mucho tiempo indescifrable como concepto futurista, como lo es hoy el “Puerto Edén, Puerto Edén” para una  Región centralista y un Chile centralizado.