Necrológicas
  • Rodolfo Zambelich Miranda
  • Andrés Nicolás Pivcevic Rajcevic
  • Lucía Ruiz Bustamante

Reforma al sistema de pensiones: ¿Cuál es la idea de legislar?

Por Carlos Contreras martes 14 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
105
Visitas

El día de hoy ya sabremos si se aprobó el día de ayer, lunes 13 de mayo, la idea de legislar en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, votación que ha sido precedida por una serie de declaraciones desde el gobierno y la oposición dando cuenta de una diferencia que supera la posibilidad de legislar.

La idea de legislar en esta materia, que es lo que se somete a votación, consiste en aprobar la idea matriz del proyecto de ley, no sus particularidades ni disposiciones específicas, de manera tal que aprobado el proyecto en cuanto a su idea de legislar, la discusión particular del mismo en todas y cada una de sus disposiciones, no puede extenderse a cuestiones que no formen parte de la idea matriz ya aprobada; la Constitución establece que en ningún caso se admitirán adiciones o correcciones que no tengan una relación directa con las ideas matrices o fundamentales del proyecto, razón por la cual si se formulan precisiones ajenas a esta idea matriz, dichas precisiones serán inad-
misibles en la discusión en particular.

Por ello cualquier discurso político previo a la aprobación debe ser muy cuidadoso y el ciudadano debe tener muy claro los alcances de esta situación.

En efecto, si la idea de legislar consiste en el perfeccionamiento del sistema actual, esto implica, necesariamente, que se mantendrá el sistema de administración por entidades privadas con fines de lucro, más allá que se ofrezca establecer una mejoría de las pensiones más modestas, pues la naturaleza del sistema no cambia y seguirá la administración en los términos que hoy se hace. Distinto es que la idea de legislar disponga el cambio o la modificación del sistema de administración actual, para que ésta pase al Estado o a otra entidad que no persiga fines de lucro, por ejemplo.

De este modo la discusión y amenazas que se dan de un lado al otro del espectro político tiene mucho de ser falacias o expresiones retóricas, esto es expresiones meramente discursivas, que no apuntan a lo más simple y profundo de la discusión en torno a si se quiere que el sistema se mantenga con la misma administración o que ella se modifique y cambie, lo que verdaderamente debe ser considerado en esta votación.

Por todo lo anterior es ajeno a esta discusión el plantear, por ejemplo, eventuales beneficios para un sector de la población, pues no está en discusión esta circunstancia, sino que el sistema en sí y su forma de funcionamiento, su naturaleza misma.

Así las cosas y para no confundirnos, la aprobación de la idea de legislar que se ha propiciado para la votación de la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, se refiere a si se quiere que el sistema continúe de la misma forma con mejoras específicas y determinadas en algunas situaciones también específicas y determinadas, o bien, la idea consiste en modificar sustancialmente el sistema y su administración, pues una vez votada no se podrá modificar la idea matriz y nos quedaremos con la idea propuesta, por ello no se trata de intransigencia o “polarización” si se rechaza la idea de legislar, se trata sólo de estar de acuerdo o no con el sistema que se propone y ello es de una responsabilidad vital para la tramitación futura del proyecto, pues implica validar o rechazar el actual sistema.