Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

Reinstalación del monumento público al Juez Waldo Seguel López

Por José Luis Saavedra jueves 16 de febrero del 2017

Compartir esta noticia
116
Visitas

El monumento al primer Juez letrado del territorio de Magallanes Sr. Waldo Seguel López se alzó en la comuna de Punta Arenas, el día 30 de marzo de 1922. Permaneciendo por noventa años, se apostó en los jardines del bandejón de Avenida Cristóbal Colón a 10 metros de la calle Carlos Bories (por el oriente) frente al antiguo edificio de la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas. La ceremonia realizada entonces constituyó uno de los exponentes más sinceros del recuerdo que una ciudad haya tributado a uno de sus magistrados de nuestro país y en el mundo. Durante 19 años (1894-1913) desempeñó el cargo de Juez, en cuyo periodo ni las pasiones de la localidad, ni las necesidades imperiosas de la vida, ni los afectos del corazón, pudieron doblegar la conciencia ni alterar la perfecta y ecuánime serenidad de criterio del Magistrado Señor Seguel López. Un hombre ilustre de Magallanes, a cuya memoria entonces este pueblo tributó honroso y amplio homenaje. El Doctor Lautaro Navarro Avaria, escribía en su Censo de Magallanes en 1908 lo siguiente: “El Juez Letrado Waldo Seguel en los catorce años que lleva de funcionario de Magallanes, ha mantenido su absoluta independencia y por sus procederes ha conquistado el respeto general”. Lacónica biografía hecha por un contemporáneo del Juez, pero que encierra volúmenes de alabanza.

El buen juez, siempre quiso llevar a la justicia con espíritu sereno y equitativo aplicando la ley igualmente sin distinción para nadie. Por esto el pueblo de Magallanes lloró su muerte acaecida en 1913 y quiso inmortalizar en el bronce la efigie de Waldo Seguel en prueba de reconocimientos y para ejemplos de las generaciones venideras. La fecha de inauguración fue celebrada el 30 de marzo de 1922, iniciativa impulsada por la propia municipalidad. Ya que en sesión ordinaria del 6 de marzo de 1922, la misma Comisión de Alcaldes, tomó conocimiento de la transcripción de la Ley N°3.837, del 12 del mismo año por la que se autoriza a la Comisión de Alcaldes de Magallanes para erigir, por suscripción popular (Plebiscito Popular), el Monumento al Juez Letrado, Waldo Seguel. El decreto promulgatorio lo suscribe el Presidente de la República Sr. Arturo Alessandri Palma y lo refrenda su ministro Ismael Tocornal.  El monumento al primer juez letrado del territorio de Magallanes, habiendo estado emplazado en un lugar central y concurrido como lo es el bandejón de Avenida Colón; simbolizaba la justicia y el derecho, dicha estatua conducía por un pequeño sendero, cruzando la calle Carlos Bories, dentro del mismo bandejón, que se encontraba rodeado de árboles y plantas hacia otro monumento emblemático de la ciudad, como lo es el primer monumento que se alzó en Punta Arenas que fuera donado por las Sociedades Mutualistas a la ciudad con ocasión del Centenario de la Independencia (1910). La escultura figurativa fundida en bronce representa al cóndor de los Andes en actitud de romper las cadenas de la esclavitud y por lo tanto la conquista de la libertad; montada sobre una columna de piedra, fue instalada en uno de los parques de la avenida colón, donde permanece hasta el presente. En este sector central de la ciudad, se podía apreciar y promocionar públicamente, los símbolos a principios como la justicia y el derecho, a la libertad y posteriormente con la instalación del busto al Cardenal Samoré, a la paz y la concordia, resultando  la armonía de principios universales de derechos humanos, que todo ser persona debe ejercer y difundir. Por ello es adecuado y justo la reinstalación a la brevedad del Monumento Público.