Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

“Salpicón” en el hielo

Por Alfredo Soto martes 5 de diciembre del 2017

Compartir esta noticia
45
Visitas

A propósito de la gran conmoción que provocó el enorme iceberg desprendido desde la vertiente este del glaciar Grey, icono de hielo emblemático en actividades turísticas y ambiente agreste y por su relativa cercanía y acceso, ha sido requerido por el mundo científico y de la investigación, siempre en el Parque Nacional Torres del Paine y coincidiendo con algunas opiniones de expertos en la materia glaciológica, ya antes han habido y ocurrido eventos similares que ocultos en las inmesidades patagónicas, en valles y recovecos sinuosos de montañas y grandes glaciares que viven y respiran en esta salvaje tierra por su lejanía y difícil acceso pasan inadvertidos como para crear noticias de tal impacto por sus impresionantes dinámicas que acelerados por los tiempos actuales y de la realidad que vivimos con respecto al cambio climático, están ocurriendo cientos de eventos y muchos de ellos que no sabemos obviamente porque no estamos directamente viviendo tan cerca de los mismos.
En el caso de este polígono de hielo, se desprendió muy cercano a la vista de uno de los tramos más concurridos en lo que se refiere al circuito de la O o la pata izquierda de la W, mientras los caminantes transitaban se percataban de tal evento y los senderos se transformaron en verdaderos circuitos de mensajerias de intercambio de lo sucedido. Mientras tanto la mayoría ignora el gran retroceso del mismo glaciar en su lengua Occidental, que paulatinamente ha dejado desnuda la roca que lo circunda y ampliando mucho más algunos afloramientos rocosos que a principios de los noventas ya se insinuaban en su destino. Pasa lo mismo en cuanto a no estar referenciado ni con el conocimiento que corresponda que cuando tomamos la Ruta 9 desde Punta Arenas todo el trayecto va en su sinuosidad abordando los kilómetros por grandes valles en donde hace miles de años todo estaba cubierto en algún momento de grandes glaciares que cubrían toda la región y ya se han retirado y han dejado sus vestigios con innumerables “Drumlins” acumulaciones morrenicos elevados que hoy pasan a ser muestra de simples lomas y “cerritos” que están con las mismas formas y orientaciones, o grandes rocas que a lo sumo nos preguntamos…¿estas rocas están en medio de la pampa…y como llegaron alli?…la respuesta es que fueron transportadas por los grandes extensiones englaciadas y ahora tambien extensiones pero de planicies y estepas inundadas de coirones y mata negra y nuestro querido calafate.
Por lo mismo no está demás la cooperación de la participación de muchos en declarar los eventos que vayan ocurriendo como una manera de compenetrarnos y hacer resaltar la apropiación de nuestro territorio en cuanto al conocimiento, su origen, sus procesos, preguntarse hacia dónde vamos y dónde terminaremos. Frente a esto y hace muy poco, especifícamente los primeros días de noviembre y en un viaje desde Santiago a Punta Arenas y con la maravillosa oportunidad de ver el Campo Hielo Patagonico Sur desde mi ventanilla, y esforzando la memoria fotográfica de mapas y croquis de montañas y glaciares que lo conforman, y de pronto me sorprende ver una gran mancha, una especie de “salpicón” sobre la superficie del glaciar Amalia de grandes proporciones y sobre todo sabiendo que dicho glaciar circunda en su camino al mar al mítico volcán Reclus, del cual estoy ampliamente familiarizado por explorarlo hace años, lo que no deja de ser preocupante porque es un lugar que lamentablemente y por el azar nos dimos cuenta de dicho evento que aún no se ha dilucidado a qué fenómeno corresponde, una explosión lateral del Reclus, una emanación de gases desde abajo desde el mismo glaciar o una extraordinaria situación de aluviones muy violentos provenientes de las laderas del volcán…debemos convertirnos en guardianes de nuestro patrimonio territorial, conocerlo, estudiarlo e investigarlo y así contarlo y formar parte de este verdadero laboratorio natural.