Necrológicas
  • José Alfredo Bristilo Díaz
  • Carlos Quijada Agurto
  • María Eugenia Soto Oyarzún
  • Julieta Poblete Ketchum
  • Yolanda Gloria Paredes Bahamonde

Sí y No

Por Diego Benavente viernes 12 de octubre del 2018

Compartir esta noticia
27
Visitas

En este último tiempo se ha escrito mucho recordando las fechas que nos han marcado en nuestra historia política de los 60 en adelante, 45 años del Golpe Militar y 30 años del plebiscito con el triunfo del NO. La discusión pareciera reabrir las heridas, como que no hubieran cicatrizado ni una pizca y de paso, se desprecian por parte de algunos los avances que en distintas materias ha podido implementar el país, de un tiempo a esta parte. Hasta cuándo nos vamos a seguir complicando con estos temas, será sano seguir dándole como ha sido hasta ahora.

Hubo mucha gente que votó por el Si (44%) en el Plebiscito, seguramente pensando en aquel entonces que, dado el daño a que había sido sometido el país, era necesario legítimamente o no, seguir trabajando bajo el marco que se había venido haciendo. Sin vislumbrar siquiera, en aquel entonces que se era cómplices pasivos, pero hoy en día a medida que ha ido transcurriendo el tiempo, se valora cada vez más la decisión que tomó el país con el triunfo del NO y la evolución que este proceso ha ido teniendo en buscar soluciones al rollo político, esos criticados y tenues intentos de lado y lado son, los que hacen grande a Chile, donde se busca construir juntos en la diversidad.

Si la historia puede separarnos, el futuro de seguro debe unirnos y la salida para que Chile rompa la dicotomía o deje atrás las odiosidades que el pasado provocó en nuestra historia política, es poder buscar coincidir en lo que sea necesario y dejar a un lado las divisiones estrechas que nos limitan.

Hay que evitar el síndrome de lo que está ocurriendo no sólo en Brasil y que ocurrió también en Chile durante las décadas complicadas, como lo expresa un columnista brasileño “a medida que la política se polariza, la tolerancia mutua desaparecía”.

Cabe destacar el mea culpa de un ex presidente de Brasil como Fernando Henrique Cardoso en un matutino nacional cuando expresa frente a esta situación “creo que, de una parte, es responsabilidad política de todos nosotros que tenemos alguna influencia en el país. Debiéramos haber impedido que se llegase a ese nivel de enconamiento y de odio”.

“Por ello la responsabilidad de los que tienen que llevar adelante al país es más grande, ya que la sociedad está desconectada y descreída de la vida política. Entonces hay que restablecer la confianza”.

“Esa cuestión de nosotros somos buenos y ellos malos, lleva a la no democracia, que es el riesgo que hay que evitar”.

Alemania celebra cada 3 de octubre el aniversario de la reunificación de la República Democrática Alemana (RDA) y la República Federal Alemana, un año después de cuando cayó el muro en noviembre de 1989. Ellos en lugar de apuntar a la derrota de la RDA, por el contrario celebran el volver a juntarse como país. Como en Chile cada vez más se han ido sumando nuevas voluntades a valorar la fecha del NO, a lo mejor viene siendo hora de que en lugar de conmemorar el NO, a futuro podríamos identificar esta fecha con la celebración del reencuentro de los chilenos con la democracia. Imitemos a los alemanes y celebremos, todos juntos una sola fecha resignificada que, además nos permite ir dejando cada vez más atrás los desencuentros políticos y los abusos en violaciones en materia de DD.HH. del pasado. Con esto, en lugar de destacar lo negativo se resalta lo positivo, representando una apuesta-país que se la juega por un futuro común, el cual debiera ser cada vez mas grande y potente, permitiendo además entregar una señal de unidad a las futuras generaciones.