Necrológicas
  • Alejandro Carlos Mijalic Neracher
  • Olga Nelly Yánez Yáñez
  • Alicia Correa de Peña y Lillo
  • José Guillermo Arancibia A.

Tenencia responsable de mascotas y animales de compañía (III Parte)

Por Palmira Muñoz miércoles 28 de noviembre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
54
Visitas

En cuanto a la responsabilidad en la tenencia de mascotas o animales de compañía, la ley establece que será responsable de ellas su dueño o poseedor. Sin perjuicio de lo anterior, quien tenga un animal bajo su cuidado responderá como fiador de los daños producidos por éste, en los términos establecidos en las normas sobre responsabilidad civil.

Cabe señalar que el dueño o poseedor está obligado a la adecuada identificación del mismo y de su dueño y a su inscripción en el Registro respectivo como asimismo, a su alimentación, manejo sanitario, especialmente a la recolección y eliminación de heces, y al cumplimiento de toda otra obligación dispuesta en esta ley y sus normas complementarias. En el caso de perros y gatos, la identificación deberá hacerse a través de un sistema único, utilizando un dispositivo permanente e indeleble, de modo que permita relacionarlos con el responsable de tales mascotas o animales de compañía, correspondiendo a las Municipalidades velar por el cumplimiento de ello.

Asimismo, será obligación del responsable de una mascota o animal de compañía mantenerlo en su domicilio, residencia o en el lugar que destine para su cuidado, el que debe cumplir en todo momento con las condiciones de higiene y seguridad establecidas a su respecto en las normas de carácter sanitario.

Por otra parte, la ley prohíbe a los responsables de mascotas o animales de compañía el adiestramiento dirigido a acrecentar y reforzar su agresividad, lo cual no resulta aplicable en el caso de perros pertenecientes a las Fuerzas Armadas, a las de Orden y Seguridad Pública y a Gendarmería de Chile. La infracción a ello será sancionada con la multa de 1 a 30 UTM, sin perjuicio de la aplicación de lo dispuesto en la ley Penal sobre maltrato animal, y además con la pena accesoria de inhabilidad absoluta perpetua para la tenencia de animales.

Asimismo, se prohíbe toda pelea de animales a los que se refiere esta ley, organizada como espectáculo; quienes las organicen serán castigados con las penas de presidio menor en sus grados mínimo a medio y multa de 2 a 30 UTM, o sólo con esta última; y quienes las promuevan o difundan serán castigados con multa de 2 a 20 UTM. Estas mismas penas se aplicaran al abandono de animales por cuanto es considerado maltrato y crueldad animal.

Las municipalidades están facultadas para rescatar a todo animal que no tenga identificación, encontrado en bienes nacionales de uso público, parques, plazas y sitios eriazos o baldíos, pudiendo entregarlo a una de las entidades sin fines de lucro inscritas en el Registro Nacional de Personas Jurídicas sin Fines de Lucro Promotoras de la Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía, o en el Registro Nacional de Centros de Mantención Temporal de Mascotas o Animales de Compañía, para sanitizarlo, esterilizarlo y reubicarlo al cuidado de alguna persona u organización que asuma su tenencia responsable.

Todo responsable de un animal regulado en esta ley responderá siempre civilmente de los daños que se causen por acción del animal, sin perjuicio de la responsabilidad penal que le corresponda. No se aplicará dicha sanción en el caso de que un ejemplar canino causare lesiones graves o diere muerte a aquel que entrare en morada ajena contra la voluntad de su morador, así como al que se introdujere en un domicilio, residencia o morada sin autorización de los moradores ni justificación alguna o con el propósito de cometer delito.

Finalmente cabe destacar que esta normativa prohíbe todo acto o convención que tenga por objeto la transferencia o la entrega a cualquier título de un animal perteneciente a una especie protegida o en peligro de extinción. Asimismo, se prohíbe la venta ambulante de toda clase de animales, sin perjuicio de lo establecido en la Ley de Caza.