Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Una federación de estudiantes para la Umag

Los años 2014 y 2015 la Universidad de Magallanes no ha tenido federación de estudiantes. En el último proceso eleccionario no se alcanzó el quórum establecido por estatuto para elegir una mesa ejecutiva que conduzcan las demandas de los y las estudiantes de la Universidad pública de Magallanes. Por debajo de este escenario desalentador, ha habido un silencioso y creciente aumento en el interés del estudiantado de hacerse cargo de su casa de estudios. Poco a poco se empieza a ver una conciencia compartida de que la organización es el camino para convertir a la Umag en la universidad que soñamos para Magallanes.
[…]

Por Gabriel Boric domingo 17 de abril del 2016

Compartir esta noticia
211
Visitas

Los años 2014 y 2015 la Universidad de Magallanes no ha tenido federación de estudiantes. En el último proceso eleccionario no se alcanzó el quórum establecido por estatuto para elegir una mesa ejecutiva que conduzcan las demandas de los y las estudiantes de la Universidad pública de Magallanes. Por debajo de este escenario desalentador, ha habido un silencioso y creciente aumento en el interés del estudiantado de hacerse cargo de su casa de estudios. Poco a poco se empieza a ver una conciencia compartida de que la organización es el camino para convertir a la Umag en la universidad que soñamos para Magallanes.

Las distintas carreras viven diversos escenarios en sus espacios de decisión interna. Con esperanza vemos como cada vez más centro de estudiantes llevan adelante procesos de participación y son capaces de atender las demandas de sus compañeros/as.

Este será un año clave, no sólo a nivel local sino que también a nivel nacional. A nivel local porque la elección de mesa ejecutiva (correspondiente a la Federación de la Universidad de Magallanes) quedó para principios de año y se llevará a cabo a finales de abril y a nivel nacional porque este será el año donde se voten las reformas en torno a la educación superior. El movimiento social por la educación será crucial en esa discusión y Magallanes no puede seguir ausente.

La constitución de un federación en la Umag es urgente, no sólo porque se necesita de una dirección y organización estudiantil dentro de nuestra Universidad pública, sino que además es de vital importancia que Magallanes tenga una voz clara y presente en los debates y discusiones frente a las reformas educacionales que está demandando nuestra sociedad por ya más de 10 años.

La universidad no es sólo un espacio para ir a clases, dar pruebas y sacar el “cartón” sino que también es un espacio para formarse como ciudadano crítico, para tener un punto de vista y para imaginar la sociedad que queremos construir en el futuro. Por eso, el llamado no es sólo a participar activamente de un proceso eleccionario y democrático donde podamos proponer ideas y debatir posturas, sino que además es a sentirse protagonista y parte de una transformación necesaria en nuestra Umag, teniendo siempre como horizonte una universidad más democrática, que sea realmente pública, al servicio no sólo de los estudiantes sino que también hacia toda la comunidad magallánica.

Una Universidad de Magallanes diferente y mejor es posible pero eso no depende de un grupo de iluminados/as que cambien la realidad sino que es posible a través de un trabajo colectivo y participativo con todas y todos los estudiantes que forman parte de esta institución. Las grandes transformaciones sólo las podremos llevar adelante con organización.