Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

25 primos llegaron a Punta Arenas para celebrar el centenario del arribo de sus abuelos Bravo-Hernández

Por La Prensa Austral lunes 18 de julio del 2016

Compartir esta noticia
363
Visitas

Para los asiduos asistentes al tradicional izamiento de la bandera en día domingo en la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero, resultó llamativo observar el paso de un grupo de hombres y mujeres con llamativos gorros con los colores de la región. Eran alrededor de 25 miembros de la familia Bravo Hernández, quienes llegaron desde distintos puntos del país para celebrar el centenario de la llegada a este tierra de Aliro Bravo y Herminia Hernández, la primera mujer en ser candidata a regidor.

Es por ello, que tras desfilar con el acompañamiento de la banda instrumental de la Tercera Zona Naval, los primos se trasladaron hasta la calle Balmaceda 621, donde vivió el matrimonio. Dicha propiedad hoy alberga a servicios públicos. Posteriormente, la comitiva se traslados hasta el Cementerio Municipal para tributar un sentido homenaje póstumo a los fallecidos.

Los entusiastas visitantes serán parte del Carnaval de Invierno, al que se plegarán con un carro alegórico.

Mabel González Bravo dijo que la idea nació hace varios años. “Los primos que venimos de distintas partes: Santiago, Peñablanca, Quillota y Villa Alemana, donde nos reunimos cada dos meses. Pensamos que debíamos venir a reunirnos con los de acá, que son más. En la zona norte somos 24 y acá son alrededor de 30. Pero no fue fácil, por tiempo y por distancia. Pensamos que debía ser para el Carnaval de Invierno y lo pudimos concretar”, enfatizó.

Fue un reencuentro emocionante, al que se sumó la tripulación de Latam, que les entregó un saludo especial durante el viaje a Punta Arenas.

Jorge Fuentes Cárcamo, otro de los primos, expresó que todos son primos descendientes de los abuelos. “De repente uno dijo: porqué no volvemos a nuestra tierra y la idea prendió”, puntualizó.

Las mujeres de mayor edad, son Violeta Bravo Hernández, de 84 años, quien ha vivido desde siempre en Punta Arenas, y Luisa Bravo Hernández, con 85 años, quien vino especialmente desde Concón para ser parte de este reencuentro. “Vamos a estar en el Carnaval de Invierno, vamos a tener nuestro carrito y todo”, afirmaron, mientras compartían frente a la casa de calle Balmaceda donde vivieron su infancia.

Patricio Bravo tiene 56 años y llegó desde Santiago para ser parte de este momento. Es la primera vez que llega a la región. “Esto es reunir a la familia después de tantos años”, destacó, enviando un saludo a Luis Bravo, su padre que por razones de salud no pudo viajar.