Necrológicas
  • Norma Elena Andrade Llauquén
  • Margaret Duncan W.
  • Fresia Gallardo Gallardo
  • aría Soledad Gutiérrez Ruiz
  • María Soledad Gutiérrez Ruiz
  • Fresia Contreras Millahuanque
Resultados de la Encuesta Nacional de Salud

42% de los fumadores en Magallanes ha intentado dejar el hábito

Por La Prensa Austral viernes 18 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
67
Visitas

En la región el consumo de tabaco comienza a los 15 años.

En Magallanes, el 42% de las personas que fuma ha intentado dejar el hábito al menos una vez en el último año. Es parte de las conclusiones dadas a conocer en la última Encuesta Nacional de Salud (2016-2017), que por primera vez incluyó la pregunta respecto a la intención de dejar este hábito.

Por primera vez se les preguntó a todos aquellos individuos que refieren ser fumadores actuales, si en los últimos doce meses ha tratado de abandonar el cigarrillo, siendo el 42% de los magallánicos fumadores los que contestaron afirmativamente. No obstante ello, las regiones de Magallanes y Tarapacá tienen el menor porcentaje de cesación tabáquica de más de un año.

De quienes han intentado dejar el hábito, el 50,7% corresponde a hombres y 48,7% a mujeres. Las variaciones en la intención de dejar el tabaco se producen en los distintos tramos de edad, siendo menor entre los 45 a 64 años y en personas con más de 65 años, sin embargo, en los grupos de menor edad la prevalencia de dejar de fumar supera el 50 por ciento.

La prevalencia del consumo “una vez en la vida” en Magallanes llegó al 50,8%. De esta manera se evidenció una baja de tres puntos porcentuales en relación a la encuesta anterior. Al evaluar la prevalencia de consumo de cigarrillo actual 2016-17 se observa una reducción estadísticamente significativa en la región (40,5% a un 35,7%) en comparación con la Encuesta Nacional de Salud (2009 y 2010). La misma tendencia a la baja se registró a nivel nacional.

Temprana edad

Magallanes presenta la edad de inicio más temprana del hábito tabáquico en el país, iniciando el consumo prácticamente un año antes que sus pares de otras regiones (15 años).

De acuerdo con el informe que fue dado a conocer por el Ministerio de Salud, dejar de fumar trae importantes y rápidos beneficios para la salud, ya que a los 20 minutos se evidencia una disminución del ritmo cardiaco y reducción de la presión arterial. Dentro de las 12 horas siguientes, el nivel de monóxido de carbono en sangre disminuye hasta alcanzar valores normales. Después de 2 a 12 semanas sin fumar, mejora la circulación sanguínea y aumenta la función pulmonar. Luego, en un período de 1 a 9 meses, se observa disminución de síntomas como la tos y dificultad para respirar (20). A largo plazo, posterior a un año de cesación tabáquica, el riesgo de cardiopatía coronaria es un 50% menor al de un fumador. Luego de 5 años sin fumar, el riesgo de accidente cerebrovascular se iguala al de un individuo no fumador. En 10 años, el riesgo de cáncer de pulmón se reduce hasta ser el 50% del riesgo de un fumador, así también, disminuye el riesgo de cáncer de boca, de garganta, de esófago, de vejiga y de páncreas. Posterior a 15 años de cesación tabáquica, se alcanza el mismo riesgo de cardiopatía coronaria que presenta un no fumador.

Es por estos beneficios en salud que caracterizar a la población ex fumadora tiene gran relevancia, ya que, si bien se encuentran en condiciones de menor riesgo que un fumador activo, continúan con alta probabilidad de presentar efectos negativos en su salud producto de sus antecedentes de consumo de tabaco.