Necrológicas
  • Rodolfo Zambelich Miranda
  • Andrés Nicolás Pivcevic Rajcevic
  • Lucía Ruiz Bustamante

56,6% de los escolares declara que sus padres estarían molestos si los sorprendieran con unos tragos de más

Por La Prensa Austral lunes 18 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
337
Visitas

Los episodios de embriaguez entre quienes declaran haber bebido durante el último mes, tanto adultos como jóvenes, está por sobre el 50 por ciento.

Los estudios en población general y escolar del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) revelan que el alcohol está normalizado y que los episodios de embriaguez entre quienes declaran haber bebido durante el último mes, está por sobre el 50 por ciento.

El décimo segundo Estudio Nacional de Consumo de Drogas en Población Escolar 2017, elaborado por Senda, exhibe que un 29,4% de los jóvenes de la región declara haber bebido durante el último mes pese a que la percepción de riesgo llega al 65,6%. Sin embargo, sólo un 56,6% de los escolares encuestados declara que sus padres estarían molestos si los sorprendieran con unos tragos de más.

El tema fue abordado por Lorena Guala Vivar, directora regional de Senda. Admitió que se está ante uno de los principales problemas de salud pública, por lo tanto, es imprescindible sensibilizar sobre las pérdidas personales, los daños sociales y los problemas de salud que produce el consumo abusivo de alcohol, razón por la que añadió que es de suma relevancia informar sobre los riesgos del consumo abusivo y las herramientas disponibles para prevenirlo, así también tener claridad de los dispositivos disponibles para rehabilitarse e integrarse socialmente cuando así se requiera.

Recuerda que a cualquier edad el consumo de alcohol puede provocar serios problemas a la salud y que mientras menor sea la edad de inicio en el consumo, mayor es la probabilidad de llegar al abuso y a la adicción, ya que el cerebro está en pleno desarrollo, por lo que el consumo de cualquier droga perjudica aspectos como la toma de decisiones, el juicio y el autocontrol, lo que los hace propensos a comportamientos de riesgo. Además, afecta el funcionamiento de la memoria, la atención, la concentración y el aprendizaje.

Estudios nacionales

Senda planteó la necesidad de cuantificar los costos para el país y para cada uno de los chilenos acerca del consumo abusivo de alcohol. A partir de lo anterior, nació un estudio realizado entre los años 2017 y 2018 por la Universidad Católica en colaboración con la Universidad Adolfo Ibáñez, que contó también con el apoyo de instituciones internacionales, que arrojó que 36 personas fallecieron diariamente por causas relacionadas al consumo abusivo de alcohol en el país.

Este estudio, revela, además, que los costos económicos y sociales atribuibles al uso de alcohol en Chile para el año 2017 fueron de $1,5 billones. De estos, el 30,1% son costos directos de salud, 52,2% son costos por disminución de productividad, 15,5% son costos relacionados a crímenes, 1,9% son costos derivados de la aplicación de ley y de programas de gobierno y 0,3% por ausentismo laboral.

“Lo que el estudio calcula es el costo mínimo de las consecuencias negativas asociadas a la cantidad y al patrón de consumo (intermitente excesivo) de alcohol que tienen los chilenos. Son costos directamente atribuibles al alcohol, es decir, de no estar presente el consumo, esos daños y costos no se habrían producido. Las cifras son muy conservadoras y la información local disponible para hacer las estimaciones fue bastante escasa, por lo que futuras mejoras a la metodología de estimación, sólo pueden aumentar las cifras de costo”, complementó la doctora Paula Margozzini, quien encabezó el equipo de trabajo para realizar este estudio.