Necrológicas
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Elba de Lordes Mansilla Zúñiga
  • Abel Garay Bórquez
  • María Ester Martinich Harambour
  • Pedro Antonio Vargas Ojeda
  • Elba del Carmen Gallardo Barría
  • José Luis Oyarzo Remolcoy
  • Adolfo Soto Carrillo

A los 69 años muere enfermera Ida Alvarez que entregó su vida al servicio público

Por La Prensa Austral lunes 14 de septiembre del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

A sentidas muestras de profundo pesar y congoja dieron lugar este domingo las exequias de quien en vida fuera la enfermera Ida Alvarez Saldivia, quien por espacio de 43 años entregó su vida al servicio público. Un cuarto de siglo de su carrera profesional estuvo ligada al entonces Hospital Regional y los 18 años restantes pasó por casi todos los consultorios de la salud municipal, siendo directora de tres de ellos. Su retiro, por jubilación, el año 2018, lo sorprendió en el Cesfam Juan Damianovic.

Su deceso se produjo a las 3,50 de la madrugada de ayer en su domicilio de Avenida Independencia, a la edad de 69 años. Desde febrero de este año padecía de un cáncer gástrico, del cual fue sometida a una cirugía en la última semana de abril. “Pese a su dilatada trayectoria como funcionaria del área de la Salud, no quiso que la hospitalizaran en la etapa crítica de su enfermedad, porque no quería dar lástima”, señaló su esposo, José Rojas Miranda.

Ida Alvarez nació y estudió en Cerro Sombrero y egresó del Liceo de Niñas el año 1970. Y, marcó un hito: fue una de las primeras enfermeras en abordar el tratamiento paliativo de pacientes con cáncer en Punta Arenas. Asimismo contribuyó en la formación de enfermeras y técnicos desde su rol de docente en las universidades de Magallanes y del Mar.

“Siempre fue una persona que vivió preocupada del otro”, subrayó Rojas.

Lo anterior fue remarcado por Marcelo Triviño Alvarez, uno de los tres hijos de la extinta enfermera a la entrada del Cementerio Municipal donde este domingo el sacerdote Fredy Subiabre ofició un breve responso. “Fue una persona inigualable, una mamá siempre preocupada de otros que de ella misma”. Sus otros dos hijos son Alejandro y Carla.

Ida Alvarez será recordada como la “enfermera del pueblo”, según reza la letra de la canción dedicada a esta extinta profesional.

“Ida, dejaste una huella imperecedera”

Mónica Gatica, del consultorio Doctor Mateo Bencur, a nombre de las enfermeras(os) de la región, tributó un merecido reconocimiento a su colega Ida Alvarez a través de un artículo enviado a este diario.

Madre, esposa, amiga y Enfermera, se tituló en 1975 de la Universidad de La Frontera (ex Universidad de Chile). Sus inicios fueron en el Hospital Regional Dr. Lautaro Navarro como jefa del Servicio de Medicina, luego en la Unidad de Oncología y a partir del año 1988 junto a su equipo del Miraflores pasó a formar parte de APS (Atención Primaria de Salud), destacándose por años como enfermera referente del Programa Infantil fortaleciendo los primeros lineamientos y base, para abordar los problemas de salud del niño y niña en la región. Fue directora de los Cesfam Dr. Juan Damianovic, Carlos Ibáñez y 18 de Septiembre.

Una mujer extraordinaria, de sólidos e intransables principios humanistas, celadora de nuestra profesión, de un gran y compasivo corazón.

Fue la Enfermería una importante razón de su existencia, lo apreciaron sus pacientes donde a través del cariño y cuidado, veló por la salud de sus pequeñitos, los diferentes equipos de salud que integró, sus estudiantes y por supuesto sus colegas, a quienes guió, apoyó y entregó con tanta generosidad sus saberes, versátil y con una capacidad de reinventarse con los desafíos del tiempo.

Dejaste una huella imperecedera en quienes compartieron junto a ti. Tu legado vivirá en nuestros corazones por siempre y será tu luz nuestro sentido en el arte del cuidar.

¡¡Vuela alto colega!!