Necrológicas
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Sofía Trujillo Lorca
  • Flor Díaz Retamales
  • Leandro Nikolas Fernández Biscupovich
  • Ricardo Antonio Mancilla Meza
  • René Araya Arancibia

A los 88 años muere el impulsor de la instalación de la tercera Cruz de los Mares

Por La Prensa Austral miércoles 31 de mayo del 2017

Compartir esta noticia
1.120
Visitas

En la ciudad de Viña del Mar y a la edad de 88 años, dejó de existir este martes el contralmirante en retiro de la Armada, Roberto Benavente Mercado, quien durante los últimos treinta años estuvo estrechamente vinculado a Magallanes, desde su rol de impulsor de la instalación de la tercera Cruz de los Mares en el cabo Froward.

Benavente fue también presidente de la cofradía Cap Horniers, que congrega a los capitanes que han navegado el cabo de Hornos.

La primera Cruz de los Mares -levantada en 1913- duró sólo 17 años y la segunda -inaugurada en 1944- se mantuvo 12 años.

En el último artículo publicado por este medio, enviado por el contralmirante en retiro a comienzos de abril pasado, su autor sostenía que “se puede concluir que la tercera cruz ha sido un éxito, considerando las rigurosas condiciones climáticas reinantes normalmente en la cumbre del cabo Froward, lugar simbólico que señala el extremo austral del continente americano”.

En 1985 comenzó a renacer el viejo anhelo de levantar una nueva cruz, esta vez la iniciativa fue del contralmirante Roberto Benavente Mercado, quien ofició de presidente del comité organizador del proyecto. El principal motivo para elevar el monolito fue la visita que próximamente realizaría Su Santidad, el Papa Juan Pablo II.

Para evitar nuevos derrumbes, se utilizaron todos los medios necesarios que en ese instante existían. Se diseñó una estructura metálica, que fuese construida por partes en Punta Arenas y transportada hasta Froward en helicópteros, donde fue montada. Se terminó de armar el año 1987, siendo inaugurada 24 de marzo de ese año.   

Durante su visita a la región, el Santo Padre le dedicó una bendición: “En esta hora feliz en que ha sido levantada de nuevo la majestuosa Cruz de los Mares en el cabo Froward, elevo mi plegaria al Señor para que este signo cristiano por excelencia sea compromiso y llamada a la alabanza del creador por la belleza de sus tierras y de sus mares”.

A partir de ese año, la estructura de 33 toneladas ha sido el icono de la Iglesia Católica en la región.