Necrológicas
  • Alejandro Jorge Plastic Barría

A pagar $20 millones condenan a isapre Colmena Golden Cross por atraso en sesiones de quimioterapia a paciente

Por La Prensa Austral lunes 13 de enero del 2020
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

Un fallo de fecha 27 de diciembre de 2019, redactado por el titular del Primer Juzgado de Letras de Punta Arenas, Claudio Neculmán Muñoz, acogió una demanda de indemnización de perjuicios en contra de isapre Colmena Golden Cross S.A., interpuesta por una paciente que recibió con atraso las sesiones de quimioterapia postoperatoria indicadas por el médico tratante.

La sentencia condena a la mencionada institución de salud previsional al pago de 20 millones de pesos por concepto de daño moral a la demandante por incumplimiento contractual de la garantía explícita de oportunidad.

F.H.N. interpuso la demanda en diciembre de 2017, exigiendo el pago de una indemnización de 30 millones de pesos.

La paciente, una profesional ligada al área de la salud, con 14 años de experiencia, planteó en su presentación legal, que “desde los albores de mi vida laboral, decidí contratar con una institución de salud previsional, procurando elegir aquella que de mejor forma satisficiera cualquier contingencia que pudiera ocurrir”. Hace tres años se afilió a Colmena Golden Cross.

Una colonoscopía practicada en mayo de 2017, reveló la presencia de un cáncer colorrectal, patología que se encuentra cubierta por el Auge, asegurándose en su caso las siguientes prestaciones: diagnóstico, confirmación y estadificación, tratamiento y seguimiento de la misma. En materia de tratamiento, la aplicación del mismo no puede exceder de 30 días desde la indicación médica.

La citada isapre designó como prestador médico a la red oncológica Oncovida, la que, a su vez, le indicó a la paciente que la prestación médica sería otorgada en Punta Arenas, por Clínica Magallanes. Empero, grande fue su sorpresa cuando la enfermera a cargo del Ges le respondió que no se podrá operar en dicho establecimiento de salud dado que no existe convenio vigente para su patología con Oncovida.

Días después fue contactada por Oncovida, solicitándole que se presentara en Santiago para iniciar allá su tratamiento, dado que en Punta Arenas no existían convenios con hospitales ni clínicas. “Protesté porque todos los gastos de traslado y estadía debía asumirlos yo”, reclamó.

Errores y desorganización

Luego de una cadena de errores administrativos y un nivel de desorganización por parte de la isapre, recién el 2 de septiembre de 2017 la paciente recibe la prestación médica requerida y dos días después inicia su quimioterapia, con un retraso de 19 días.

En el fallo se analiza la prueba instrumental rendida por la demandada, donde “se acredita su incumplimiento contractual, pues la Superintendencia de Salud, desechando su interpretación en cuanto a la oportunidad en que deben efectuarse las prestaciones médicas en la etapa de tratamiento del cáncer colorrectal, afirma categóricamente que el plazo de 30 días, desde la indicación médica, comprende el otorgamiento tanto del tratamiento primario como el adyuvante, constatando un retraso de 15 días en el otorgamiento de este último, consistente en la instalación de catéter para dar inicio a quimioterapia”.

La resolución agrega que de acuerdo al mérito del proceso, permite concluir que la demandada, Isapre Colmena Golden Cross, incumplió su obligación contractual de hacer efectiva la Garantía Explícita de Oportunidad respecto de la demandante.

Por último, se da por establecido que el incumplimiento de la Garantía Explícita de Oportunidad imputable a la demandada le causó un daño moral. Tal daño moral lo hace consistir en una serie de trastornos en su vida diaria y familiar, producto de la energía y tiempo destinado a lograr su tratamiento, con el dolor y la angustia por las demoras. Incertidumbre de no saber si podrá recibir a tiempo el tratamiento y si el tratamiento se mantendría en el tiempo, atento la grave condición de salud en la que se encuentra”, concluye el fallo.