Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia
Dichos fueron proferidos contra el ex director subrogante del servicio en Magallanes

Absuelven a ex dirigentas de funcionarios de Gendarmería querelladas por injurias

Por La Prensa Austral jueves 24 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
884
Visitas

El martes 8 de agosto de 2017 la ex titular nacional del gremio, Viviana Camilo, y la representante local, Daniela Oyarzún, emitieron una serie de declaraciones en contra del comandante Dan Toro y de su esposa, Tania Reyes.

Roberto Martínez Arriaza

rmartinez@laprensaaustral.cl

Entre aplausos y vítores fue escuchado el veredicto del magistrado Juan Villa al conocerse, luego de dos días de juicio simplificado, la absolución de dos ex dirigentas de la Asociación de Directivos, Profesionales, Técnicos, Administrativos y Auxiliares de Gendarmería (Adiptgen) del delito de injurias graves con publicidad en contra del otrora director subrogante de dicha institución en Magallanes, comandante Dan Toro.

El proceso se gestó luego que el martes 8 de agosto de 2017, la ex titular nacional del gremio, Viviana Camilo, y la representante en Punta Arenas, Daniela Oyarzún, emitieran una serie de declaraciones en contra de la ex autoridad y de su esposa, Tania Reyes, quien también trabajaba en la institución; habiendo sugerido que Toro había intercedido para solicitar una audiencia con la Dirección nacional de la institución, que la misma profesional se lo habría solicitado a su propio marido, con el fin de que le subieran un grado de Escala Unica de Sueldo (Eus). Bajo este contexto, los referidos interpusieron una querella criminal por el ilícito antes mencionado el 28 de agosto pasado, siendo representados por el abogado José Miguel Salas.

En la audiencia de ayer, el juez de garantía analizó si las expresiones vertidas por las querelladas revestían una importancia jurídico penal para los efectos de configurar el delito que se estipula en la querella, resolviendo que para el Tribunal no se configuraban los elementos del tipo adjetivo y el “animus injuriandi”, no advirtiendo tampoco que se haya transgredido de manera relevante el ámbito propio de la libertad de expresión.

En este aspecto, el abogado representante de ambas ex dirigentas, Felipe Hazbún, se manifestó conforme, recalcando que esta decisión marcó un precedente y manifestando que “creo que se hace justicia porque no se puede amedrentar a las asociaciones de funcionarios cuando declaran sobre hechos que son verdad y que revisten irregularidades administrativas. Fuimos arrastrados desde Santiago a una causa espuria e injusta en contra de mis representadas donde se les dañó psicológicamente por 4 ó 5 meses. Ningún coronel por su cargo o jerarquía tiene derecho a amedrentar a nuestros funcionarios. No ha habido ninguna falacia, ni mentira, ni algún ánimo de tergiversar la realidad, simplemente se denotaron situaciones que en Magallanes ocurrieron el 2017 y que gracias a Dios ya están cambiadas debido a que este caballero fue removido y hoy ha perdido este juicio de manera total”.

Finalmente, el abogado Salas aclaró que este caso también marcó un precedente para que los gremios “entiendan que tienen que ser más cuidadosos y pueden estar sometidos a un proceso como éste”, estimando igualmente que la decisión del magistrado era sumamente esperable, ya que “el estándar probatorio de las injurias graves con publicidad es muy difícil de satisfacer en el sentido de que hay que probar el animus injuriandi, que hay que sopesar muy bien a la hora de interponer esta acción”.