Necrológicas
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Isabel Barrientos Barría

Aduaneros despidieron a su “mentor”

Por La Prensa Austral viernes 5 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
1.839
Visitas

Emotiva y cargada de recuerdos fue la despedida que familiares, amigos y ex colegas tributaron ayer a Florencio Sandoval Urquiza, antiguo funcionario aduanero fallecido el martes a la edad de 78 años. Será recordado por su empatía, compañerismo y alegría, además de dejar grabado a fuego su paso por los diversos pasos fronterizos de la región donde cumplió tareas en los más de 54 años que se desempeñó en el Servicio Nacional de Aduanas.
Los ex compañeros de don “Floro”, como lo llamaban cariñosamente, se manifestaron profundamente consternados tras su deceso, reconociéndolo como un mentor y un guía para todos los que ingresaban a trabajar a su lado, asegurando que se daba el tiempo de conocer y escuchar a las personas, para instruirlas y enseñarles todas las “mañas” que lo caracterizaban y que lo hacían agudo en su cotidiana tarea.
Y, es que Sandoval fue uno de los primeros fiscalizadores especializados en la pesquisa de droga que tuvo el servicio, siendo partícipe en procedimientos de relevancia para la región, como fue la incautación de 20 kilos de cocaína de alta pureza desde el buque Chillán, en octubre de 1992.
De hecho, fue el creador de la Unidad de Grupos Especiales (actual Unidad de Drogas), prestando además funciones en Zona Franca por muchos años, al igual que en los muelles Mardones y Arturo Prat.
De igual manera, sus ex colegas recordaron como anécdota su “ritual” a Watauinewa, dios Yagán, a quien imploraba que las condiciones meteorológicas cambiaran para que hubiese más movimiento en los pasos fronterizos.
En marzo del año pasado, a los 77 años, don “Floro” se jubiló, con más de medio siglo de trabajo, dado que había ingresado a los 23 años al Servicio de Aduanas. Con su fallecimiento, el extinto magallánico y ex alumno del Insuco, deja a su viuda Bernardita y a sus dos hijas, Claudia y Ximena.
Fue despedido este jueves con una misa en el Santuario María Auxiliadora, para luego recibir el último adiós en el Cementerio Municipal Sara Braun, donde tuvieron lugar sus exequias.