Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Alejandro Soto, del Centro Meteorológico de la Región Austral: “No es correcto afirmar que vivimos una ola de calor”

Por La Prensa Austral domingo 24 de enero del 2016

Compartir esta noticia
569
Visitas

A mitad de semana, se vivió el día más caluroso de lo que va de 2016 en Punta Arenas, con 19 grados de temperatura, situación climática que ha hecho pensar que Magallanes atraviesa una pequeña ola de calor.

Sin embargo, Alejandro Soto, meteorólogo a cargo de la Sección Técnica del Centro Meteorológico de la Región Austral, señala: “Es normal que en la época de verano suban las temperaturas y esto no es de extrañar, de hecho las máximas medias bordean los 18 grados”.

El especialista explicó que las actuales altas temperaturas responden, primero, a la condición típica de verano que atraviesa la región, con cielos despejados y altos índices de radiación solar, y, además, hay vientos descendentes que aumentan el calor.

Ola de calor en la zona centro

Durante esta semana, los termómetros de la zona central han alcanzado hasta los 37 grados, hecho que ha sido clasificado como una ola de calor. Este fenómeno no se ha podido replicar en la Región de Magallanes, pues “tenemos factores geográficos distintos, como que estamos rodeados de agua y la Cordillera de los Andes está disminuida en altura”, afirmó Soto.

Por lo tanto, “no es correcto afirmar que vivimos una ola de calor, ya que las temperaturas no superan los rangos normales que son aproximadamente 20 grados para la Región de Magallanes (…) Si tuviéramos temperaturas entre los 25 y 26 grados seria una situación anormal”.

¿Qué sucede con la sequía?

Se considera sequía cuando, en un periodo de dos años seguidos, existe un déficit de precipitaciones inferiores al 50% promedio de lluvias.  En 2015 hubo 421 mm de precipitaciones en Punta Arenas, lo cual es considerado como superávit, teniendo en cuenta que el total de lluvias es del orden de 375 mm.

Entonces, la región no pasa por un periodo de sequía propiamente tal, sin embargo, el meteorólogo afirma: “Este año hemos tenido una distribución distinta de las precipitaciones. El año pasado hubo un invierno muy lluvioso y una primavera con precipitaciones bajo el promedio (…) Hay que considerar que tenemos el efecto del Niño, el cual está alterando significativamente los patrones climatológicos  y eso, de alguna manera, provoca un par de meses, como diciembre y enero, con lluvias menores a lo que se considera normal, pero en el largo plazo puede que esta situación se revierta y tengamos lluvias dentro del rango”.

Las temperaturas se
irán normalizando

A partir de este jueves recién pasado, las temperaturas comenzaron a bajar y la masa de aire que predominará será mucho más fría que la que tenemos actualmente, incluso, para ayer se esperaban precipitaciones en torno a los 5 mm, lo cual  “probablemente haga cambiar la proyección del mes en cuanto a las lluvias y así finalicemos enero dentro de los rangos normales de precipitaciones”, agregó el meteorólogo.