Necrológicas
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Alertan por peligrosa presencia de animales domésticos en el Parque Torres del Paine

Por La Prensa Austral miércoles 11 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
799
Visitas

– Se ha detectado sarna en zorros transmitidas por perros.

La presencia peligrosa de animales domésticos fueron detectados al interior del Parque Nacional Torres del Paine, donde fueron capturados alrededor de 60 caballos y vacunos.

La presencia de fauna doméstica está prohibida al interior de las áreas silvestres protegidas del Estado, pues constituye una amenaza para la fauna nativa, por cuanto altera su hábitat y puede transmitir enfermedades fatales.

El miércoles 4 de mayo, en el marco de sus labores habituales de patrullaje, guardaparques de Conaf capturaron a 40 caballares en un área cercana a la sede administrativa (villa Monzino), pertenecientes a vecinos del Pueblito Serrano, de acuerdo a las marcas a fuego de los animales.

Tras encerrarlos en los corrales dispuestos para estos efectos, se formalizó la denuncia ante Carabineros, quienes cursaron los partes correspondientes a los propietarios involucrados. Posteriormente, los animales fueron entregados a sus dueños y los antecedentes remitidos a la Fiscalía de Puerto Natales.

En tanto, el reciente fin de semana se capturó alrededor de una veintena de vacunos, tras lo cual se realizó un procedimiento similar. En ambos casos concurrió al lugar personal de Carabineros del Retén Torres del Payne (Cerro Castillo).

Amenaza permanente

El superintendente del Parque Nacional Torres del Paine, Federico Hechenleitner, recalcó que “los animales domésticos son una amenaza permanente para la biodiversidad del parque. Dado que estamos rodeados de predios ganaderos, constantemente monitoreamos su presencia para sacarlos fuera de los límites del parque”.

Entre los efectos negativos de la presencia de animales domésticos al interior del parque, Hechenleitner agregó que “se produce competencia por recursos como alimento y hábitat, ocurren movimientos de poblaciones por presión de los animales domésticos (por ejemplo, los vacunos desplazan a las poblaciones de huemules), así como alteraciones en el comportamiento de la fauna silvestre (los perros de los ganaderos provocan cambios en el comportamiento de los pumas)”.

En tanto, la guardaparque médico veterinaria Katheryne Paulsen expresó que “trabajamos constantemente en educar a la población acerca de la transmisión de enfermedades desde los animales domésticos hacia la fauna silvestre. En el último tiempo hemos detectado casos de sarna en zorros, transmitida por animales domésticos, lo cual es un ejemplo concreto del peligro que provoca la interacción con nuestras poblaciones silvestres. Eso puede llegar a ser una causa de disminución de individuos y, potencialmente, provocar la extinción de alguna especie vulnerable”.