Necrológicas
  • Maritza Saldivia Alvarado
  • Rodolfo Ernesto Regueira Ferrari
  • Luis Ernesto Cofré
  • Juan Ariel Cavero Guinado

Alimag se apronta a posicionar el liofilizado de calafate y ruibarbo como los productos estrella de 2018

Por La Prensa Austral sábado 17 de marzo del 2018

Compartir esta noticia
1.030
Visitas

– Se trata de una empresa elaboradora de productos agrícolas consolidada en la región desde hace 22 años, bajo la gestión del matrimonio conformado por Sandra Alvarado y Daniel Flores, quienes han sabido innovar y adaptarse a la evolución del mercado en el rubro de alimentos.

“Para este 2018 esperamos lograr no sólo la consolidación del proceso de elaboración en volumen de nuestros productos, sino que en paralelo ya nos estamos preparando para la captación de más clientes. No nos cabe duda que será un excelente año para nosotros”.

Tales son las palabras de optimismo que compartió con Pulso Económico, la gerente comercial de Alimentos Magallanes (Alimag), Sandra Alvarado Díaz, empresaria que junto a su marido y gerente de producción de la empresa, Daniel Flores Fuentes han conseguido mantener, robustecer y hacer crecer a esta empresa elaboradora de productos agrícolas con 22 años de existencia en nuestra región y que el próximo mes celebra un nuevo aniversario.

Lo expresado por la co-impulsora de esta firma que tiene su planta (de más de 600 m2 construidos) en el kilómetro 12,5 de la Ruta 9 Norte de la ciudad –cerca del aeropuerto Presidente Carlos Ibáñez del Campo-, se enmarcan en los ejes estratégicos que hoy por hoy, son mirados con perspectivas inmejorables. “En lo que respecta a este año estamos prontos a introducir en el mercado nacional, tanto el producto calafate liofilizado en polvo como infusiones, modalidades en las que también incluiremos el ruibarbo”.

Liofilizado, potente ventaja

Daniel precisó al respecto que el liofilizado es un proceso de conservación altamente tecnológico, relativamente nuevo en la industria alimentaria y cuya mecánica consiste básicamente en congelar cualquier alimento, para luego someterlo a un ‘alto vacío’, llegando a una presión atmosférica equivalente a 0 (cero). “Nosotros nos lanzamos con este proyecto el año 2016. En la práctica, el liofilizado permite la deshidratación de cualquier sustancia pero sin someterlo a mayor temperatura, que es lo que normalmente se hace en otras modalidades donde se aplica calor y aire caliente, generando que se pierdan características importantes del alimento. Por eso esta tecnología es clave a la hora de proteger las propiedades de cada producto, como en el caso del calafate y el ruibarbo, por ejemplo”.

De nivel mundial

Pero no sólo liofilizados e infusiones serán el punto fuerte de la temporada 2018 en Alimag. De igual modo cobrará protagonismo la comercialización de jugos, que claramente tendrán virtudes ventajosas para la salud, basándose en un contenido importante de antioxidantes, como los que provee el calafate. “Lo que se entregará es un producto de alto estándar, apetecido a nivel mundial y que por sus características será de gran atractivo no sólo para el mercado local, sino también para el nacional”, añadió el profesional.

Especializados en
área de alimentos

Claro está, alcanzar esta consolidación no ha sido fruto de un mero entusiasmo, sino que se origina a partir de la inquietud profesional, ya que ambos habiendo egresado de la Universidad de Santiago -Sandra con especialidad en pesca y Daniel, en alimentos- no dudaron en dejar de trabajar en el ámbito privado y se independizaron con su propia apuesta. “A la fecha hemos desarrollado muchos productos. Es decir, esto que mostramos ahora –liofilizados- es sólo una muestra de todo lo que hemos elaborado. Este año esperamos posicionarnos más aún en el mercado nacional y para eso estamos trabajando en forma bien responsable y coordinada”, agregó Sandra indicando que si bien los nuevos productos aún no están en el mercado, ya están siendo promocionados y generando interés en nuevos clientes.

Nueva sala de ventas

En su constante desarrollo, Alimag dio en diciembre del año pasado un paso importante, dado que cuenta desde entonces y en la misma ubicación, con una elegante y surtida sala de ventas. “Hemos andado muy bien con ella porque permite entregar un mejor servicio a la comunidad y darnos a conocer más aún”, indicó satisfecho, Daniel.

La empresa cuenta con una dotación de 13 personas y más de 300 productos en comercialización –con destinación local y nacional-, entre los que destacan productos emblemáticos como el licor y la salsa de calafate, además de la mermelada de este mismo fruto. Suman a la oferta alternativas para re-envasado de distribución, como son los pescados o mariscos finos, y las apetecidas frutas secas, confitadas o congeladas. Todos estos con presencia en puntos de venta de la región, incluidas tiendas de souvenir, pubs y restoranes, además de bares, entre otros. “Este año pretendemos masificar más todavía la puesta de nuestros productos en la zona central del país. De momento la prioridad sigue siendo vender a nivel regional, luego a nivel nacional y más adelante, queremos vender en el exterior”, puntualizó Sandra.

Aporte a la región

La gerente comercial manifestó finalmente el gran orgullo que siente por lo alcanzado junto a su marido, con Alimag. “Sentimos que nuestra empresa ha sido un aporte a la región y en especial a la ciudad, porque partimos con nuestros productos hace más de 20 años, cuando nadie hablaba de elaborar de forma industrial el calafate o el ruibarbo. En ello hemos sido constantes y muy profesionales, lo cual es clave para que todo funcione, atentos siempre a la innovación. Por cierto, esta es la fábrica de calafate más antigua del mundo”, indicó.