Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Anegamientos y cortes de calles han generado los 40 milímetros de lluvia caídos en últimos tres días

Por La Prensa Austral jueves 4 de junio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
280
Visitas

I

ncesantes llamados debió atender ayer la Oficina de Emergencia Comunal de la Municipalidad de Punta Arenas, tras los sucesivos anegamientos generados durante la jornada de ayer, a raíz de las intensas precipitaciones que no dieron tregua, provocando serios anegamientos e incluso inundaciones de patios de domicilios ubicados en diversos sectores, tales como las poblaciones Calixto y El Pingüino. Hasta anoche, en los tres días, habían precipitado cerca de 40 milímetros. La mayor intensidad de lluvia se produjo el martes, con poco más de 17 milímetros.

“Hasta las 19 horas de ayer contabilizábamos alrededor de 40 llamados de emergencia, provenientes de diversos puntos de la ciudad. Las fuertes precipitaciones generaron la activación de todos los chorrillos que convergen en ríos que cruzan la comuna. La persistente caída de agua provocó la inundación de propiedades, donde sus dueños han diseñado ampliaciones, sin precaver la ocurrencia de fenómenos climáticos”, precisó Sergio Becera, jefe de Operaciones del municipio local.

El funcionario agregó que la oficina comunal a su cargo debió atender varias emergencias, donde se pudo comprobar que los vecinos han realizado construcciones a ras de piso “lo que deriva en que -ante una lluvia persistente- la misma agua de la techumbre cae y comienzan a inundar las viviendas”, acotó.

Becerra informó a La Prensa Austral que en el caso puntual de la población Calixto, hay un problema histórico que dice relación además con que el referido sector no cuenta con un sistema de evacuación normal de aguas lluvias.

Otros anegamientos se produjeron en población El Pingüino, donde los operativos coordinados por Sergio Becerra, atendieron seis casos específicos, que implicaron a adultos mayores quienes -tras la inclemencia climática- vieron inundadas sus viviendas, hecho constatado en calle Bahía Decepción con Pedro Bórquez.

En el sector parcelas, en tanto, los anegamientos se registraron principalmente en las calles Enrique Abello y Santos Mardones. “Los propietarios suelen instalar tubos de ingreso a sus parcelas, los que presentan un diámetro muy reducido. Por lo tanto, cuando asoma el golpe de agua, dichos tubos se saturan y escurren por los caminos. Ello, indudablemente perjudica el cauce normal de las aguas y y provocan graves para los moradores”, afirmó Becerra.

Inminente crecida de estero Llau Llau

La preocupación de la crecida del estero Llau Llau generó inquietud conjunta, tanto en la Onemi, como en la seremi de Obras Públicas. “El nivel alcanzado por el estero Llau Llau, así como el canal de trasvase en el sector de Tres Puentes, nos alertó de un posible desborde”, afirmó Luis Calixto, director (s) de Onemi. Lo anterior, dado que pasadas las 13,30 horas de ayer, la crecida del estrecho de Magallanes alcanzó los 2 metros.

Debido a las precipitaciones, bomberos y carabineros debieron reforzar el trabajo llevado adelante por funcionarios de Obras Públicas y la Onemi, procediéndose al desagüe de las piscinas del Parque Ramón Rada, ubicado en la confluencia de las calles Capitán Guillermos con Claudio Bustos.

En el sector norte, en tanto, se vio afectado todo el Humedal Tres Puentes, con la acumulación de aguas lluvias en la prolongación de Avenida Los Generales, en villa Las Nieves, donde aún hay una importante cantidad de aguas lluvias acumuladas.

Otros anegamientos

En el sector sur de Punta Arenas, en villa Generosa las crecidas de las aguas causaron serios estragos en la calle José Ascencio Vera, dejando a diversos pobladores aislados, en el pasaje José Fernando Rubín Villa, según lo planteo el jefe de Operaciones de la municipalidad, Sergio Becerra.

Otro punto de la ciudad que quedó literalmente aislado fue la calle Juan Williams, a la altura del kilómetro 8 y medio. A ello, se sumó que el cruce que marca la entrada al sector del Loteo Varillas quedó intransitable por efecto de las crecida de ríos aledaños.