Necrológicas
  • Raúl Sergio Miguez Quinán

Angustiada madre busca explicación y justicia por la muerte de su hijo en atropello

Por La Prensa Austral domingo 5 de junio del 2016

Compartir esta noticia
Visitas

“Sólo pido justicia, ya que nada nunca me devolverá a mi hijo”, es el lamento que entre sollozos hizo a El Magallanes María Ulloa Paredes, madre de 74 años que el 28 de enero perdió al único varón de sus hijos, Luis Leal Ulloa, luego que se viera envuelto en un accidente de tránsito, siendo atropellado por un bus de la empresa Movigas. La mujer reclama justicia, no logrando entender cómo el conductor que participó en el hecho continúa en sus funciones, mientras su familia se ve sumida en una compleja situación económica, debido a que el fallecido era uno de los pilares en los ingresos para el hogar.
Alrededor de las 17,30 horas del miércoles 27 de enero de este año ocurrió el accidente, un hecho complicado desde el punto de vista investigativo, eso si se considera que sucedió en la intersección de las calles Capitán Guillermos y Zenteno, donde existe un paso regulado por semáforos. De hecho, el informe de la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (Siat) de Carabineros, da fe de lo inentendible de la situación, ya que la causa basal del atropello no logró ser establecida, de acuerdo al informe que permanece ahora en la Fiscalía.
En su momento, se especuló que Leal habría corrido y chocado contra la máquina, cuestión que fue descartada por la declaración de testigos que aseguraron que con el costado derecho de la máquina, la víctima habría sido alcanzada por el bus de la línea 6 luego que retomara la marcha tras detenerse en un paradero ubicado al costado sur de la intersección.
“Una chica nos dijo que sintieron el golpe y que cuando miraron, mi hijo estaba ya en el suelo”, comentó la mujer. Aquello guardaría relación con la posición en que quedó el herido, a unos 3 metros de la esquina sur-oriente, sobre la calzada.
Se descartó la presencia de alcohol en la sangre del fallecido, lo que echó por tierra la teoría de que en estado de ebriedad hubiese cruzado intempestivamente con luz roja, situación que en su momento se consideró probable, aunque no hubo testigos que acreditaran cuál era la situación de la señalética lumínica, de acuerdo a los antecedentes que mantiene el Ministerio Público.
Inmensa pena
Para María, quien reconoce no entender los procesos judiciales, ha pasado demasiado tiempo sin tener una explicación, alejada de términos periciales y eventuales formalizaciones, la madre insiste en cuestionarse sobre si existe o no justicia. “Dígame ¿por qué el hombre que atropelló a mi hijo sigue manejando?, esa persona no debería estar conduciendo, hasta que termine esto por lo menos, creo yo”, reclamó frustrada la mujer. Lo anterior, en relación con los procesos judiciales ya que, al no haberse establecido aún responsabilidades, no se ha aplicado medidas de cautela, como podría ser una suspensión de licencia, situación que no es entendible para la señora María.
“Mi familia está muy mal, usted no sabe la pena que tenemos, sus hermanas, los papás estamos con tanta tristeza. Si usted hubiese conocido a mi hijo, entendería lo que le digo, él era pura alegría y trabajo, lo querían mucho todos (…) era dedicado con su trabajo, por eso le iba muy bien, si incluso, cuando ocurrió el atropello, él andaba buscando un repuesto para un auto que estaba reparando, por eso sabemos que nada de lo que se dijo, que andaba con trago o cuanta cosa más, era verdad”, añadió.
Sumado a la pena, la situación económica de la familia ha sufrido un duro golpe desde la partida del hijo de 44 años, quien se desempeñaba como pintor artístico de automóviles, siendo reconocido en el ambiente de las preparaciones “tuerca”. Con su trabajo, resultaba ser la columna vertebral del sustento de la casa, por lo que la situación para los deudos es apremiante según refieren, lo que los está empujando a la angustia familiar.
“Queremos justicia, queremos que las personas que tengan que hacerlo, se hagan responsables, llegaremos a todas las instancias, sé que nada me devolverá a mi hijo, pero no vamos a dejar que se muera así no más”, sentenció la madre.
La empresa
Por su parte, Movigas al ser consultada por lo sucedido confirmó que se está a la espera de las resoluciones judiciales, las cuales serán acatadas según se precisó. “Sentimos de verdad el dolor que está pasando la familia, nosotros nos hemos acercado a ellos para brindarles el apoyo pertinente, no obstante, no podemos tomar decisiones nosotros, ya que todo esto está en manos de la Fiscalía, y debemos a esperar que la justicia resuelva”, comentó Ricardo Mac-Namara, jefe de Operaciones de la empresa de transporte.