Necrológicas

Armada detecta graves observaciones en barcaza dedicada a la cosecha de salmón

Por La Prensa Austral martes 26 de julio del 2016

Compartir esta noticia
993
Visitas

Una inspección aleatoria efectuó el pasado viernes 22 de julio personal dependiente de la Capitanía de Puerto de Tierra del Fuego junto a la Comisión Local de Inspección de Naves de Punta Arenas (Clin), encontrando graves observaciones en la barcaza Victoria, embarcación de la empresa Frasur, perteneciente a la compañía naviera Frasal, la cual efectúa faenas de carga de cosecha de salmón desde los centros de cultivo provenientes de la isla Capitán Aracena.
Según consignó ayer el capitán de Puerto de Tierra del Fuego, teniente 1º de Litoral, Sebastián Bravo, “las irregularidades están asociadas al circuito de incendio y de achique (motobombas que sacan agua desde la embarcación en caso de inundación). Esas bombas cumplen la función de, cuando hay un incendio a bordo, alimentar las mangueras para que el siniestro pueda ser extinguido. Las mangueras y las coplas, que son los conectores entre mangueras, estaban en mal estado y las bombas no estaban operativas, había solamente una que estaba funcionando a la mitad. Entonces es una observación de carácter grave porque si hay un incendio a bordo no hay cómo apagarlo, o si hay una inundación no hay cómo evitar que la barcaza se hunda sacando el agua desde el interior”.
Debido a lo anteriormente expuesto, la autoridad cursó una citación a la Fiscalía Marítima de Tierra del Fuego al armador (dueño), capitán y jefe de máquinas de la barcaza, suspendiéndose además el zarpe de la nave hasta el domingo, día en que concurrió el inspector de Naves Mayores de Punta Arenas, quien levantó las observaciones, quedando con visto bueno para poder continuar con sus faenas.
Según señaló Manuel González, subgerente zonal de la compañía naviera Frasal, la embarcación inspeccionada “no estaba funcionando en óptimas condiciones como exige la autoridad marítima y por eso tuvimos que hacer unas reparaciones, pero no es que no estuviese funcionando, de hecho teníamos también a bordo otro sistema de respaldo que lo pusimos especialmente porque ese fin de semana le tocaba la mantención a la nave que estaba programado”.
En cuanto a otras inspecciones, el teniente Bravo aclaró que “por el momento, de las fiscalizaciones que hemos realizado, tanto en naves artesanales como en embarcaciones mayores, se han encontrado observaciones menores y por lo general andan en regla, pero en ésta fue que encontramos observaciones más graves”, por lo cual realizó un llamado “tanto para los armadores como para los capitanes y la tripulación, a que operen con todos los implementos de seguridad de acuerdo con lo que es exigido por la autoridad marítima, ya que esto va en directa relación y beneficio para la gente que opera estas naves. Y si es que hay algún tipo de irregularidad, las puertas de la Capitanía de Puerto están abiertas para que la gente pueda hacer sus denuncias”.