Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Aseguró el presunto chofer imputado por la tragedia del barrio Industria “¡Yo no manejaba el camión!”

Por La Prensa Austral martes 16 de febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
4.243
Visitas

Por los delitos de manejar vehículo motorizado en manifiesto estado de ebriedad causando una muerte, lesiones graves y daños, fue formalizado judicialmente ayer en el Hospital Clínico de Magallanes donde permanece internado, el chofer David Enrique Igor Maldonado, sindicado de protagonizar la terrible tragedia ocurrida en la noche del domingo en la Ruta 9 Norte, frente al barrio Industrial, y que costó la vida a su hermano Tomás Ariel Igor Maldonado, y dejó con múltiples fracturas a Germán San Martín Silva hospitalizado en la Unidad de Pacientes Críticos.

Los restos de Tomás Igor permanecen en el Servicio Médico Legal de Punta Arenas a la espera de ser retirados por sus seres queridos. Su hijo Efraín Fierro, quien vive en la zona norte del país, escribió ayer a las 15 horas en su Facebook un emotivo mensaje: “Fue tu vida viejo. Maneja alto en tu camión. Las carreteras al cielo se abren para recibirte. Has sonar tu bocina camino allá… te echaré de menos. Gracias por todo…”.

Durante la formalización de cargos realizada por la Fiscalía el Hospital Clínico y donde al término de ella el juez Pablo Miño impuso al imputado la medida de prisión preventiva, el acusado de protagonizar el fatal accidente, David Igor alegó: “Señor juez, ¿puedo decir una cosa?, yo no iba conduciendo el camión, yo iba atrás durmiendo, estaba en estado de ebriedad, por eso no manejé”, aseguró en la tarde de este lunes en su lecho de la cama 309 de la Unidad de Cirugía, en el tercer piso del centro asistencial.

Pese a no contar con el preinforme de los peritos investigadores de accidentes de tránsito (Siat de Carabineros), la abogada del Ministerio Público, Sintia Orellana, lo sindicó directamente como la persona que guiaba el tracto camión. “Se me ha informado que al momento de llegar personal de emergencia, el imputado estaba en el lugar del conductor, la persona que resultó herida estaba en el asiento del copiloto, y el fallecido estaba en la parte posterior de la cabina”, argumentó la fiscal suplente.

La versión contrapuesta de David Igor no fue del todo ignorada, muy por el contrario, el defensor Cristián Opazo aportó durante la audiencia una grabación de video, de un teléfono celular, en el que se aprecia a los tres ocupantes del tracto camión en manifiesto estado de ebriedad, a segundos antes de abordar la máquina volcada en el sector del local comercial de Ruta Norte, dejando abierto un manto de duda respecto de que el imputado no fuera efectivamente quien conducía el camión al momento del accidente, toda vez que en la grabación de video se puede apreciar que los tres ocupantes no subían en el orden lógico de quien definitivamente tomaría el mando del vehículo.

Además, durante el procedimiento judicial, la abogada entregó el resultado del “alcotest” que se le practicó al imputado, el cual arrojó una dosificación de 1,74 gramos de alcohol por litro de sangre, lo que de acuerdo a la implementación de la Ley Emilia es considerado como un “estado de ebriedad”, aunque precisó que además se le practicó la alcoholemia en el hospital, lo cual arrojará un resultado más certero del estado etílico en que se encontraba el chofer al momento de protagonizar el accidente. Con lo anterior, Orellana solicitó la prisión preventiva para David Igor, pesando en su contra las condenas que recibidas en los años 2001 y 2010 por delitos de conducción en estado de ebriedad, lo que sería considerado como un agravante en caso de que el caso sea llevado a juicio.

Dinámica del accidente

De acuerdo a las primeras diligencias, el transporte se desplazaba de norte a sur por la Ruta 9, cuando a 8 kilómetros antes de llegar a la ciudad, el conductor se fue sobre la berma del costado derecho. En su desesperado intento por reincorporarse a la vía por la que se desplazaba, perdió el control del pesado camión, impactando contra la barrera de cemento del bandejón central, atravesándola y de paso, impactando un poste del alumbrado público.

Un dato no menor, es que el vehículo por instantes permaneció suspendido en el aire, según acreditan las huellas en el pavimento, siendo proyectado en el aire hasta caer volcado sobre la cabina, arrastrándose hasta golpear una barrera metálica, en el costado oriente de la carretera, tras lo cual rebotó y volvió a la pista que va de sur a norte.

Vale la pena consignar una declaración prestada por Germán San Martín a la policía, uno de los ocupantes, quien afirmó que un automóvil de color azul con patente argentina, que antecedía al tracto camión, hizo una maniobra imprevista, lo que habría detonado que el camionero perdiera el control, aunque no precisa dicha declaración quien guiaba la máquina.

Lo anterior, sería parte de las conclusiones y apreciaciones efectuadas por peritos de la Sección de Accidentes de Tránsito de Carabineros (Siat), quienes trabajaron hasta cerca de las 4 de la madrugada de ayer, en el sitio del suceso, y durante todo el lunes con el camión siniestrado y los testigos.

Decisión judicial

En definitiva, la audiencia de formalización dejó abiertas interrogantes, conforme a la declaración formulada por David Igor, quien asegura que habría sido su hermano quien guiaba el vehículo mayor, aunque admite no recordar mucho, ya que se habría dormido en el interior de la cabina luego de beber unas cervezas en el local comercial de Ruta Norte.

Pese a lo anterior, el juez Pablo Miño acogió la petición de la fiscal, e impuso la prisión sobre el imputado, quien mientras permanezca hospitalizado, deberá estar esposado a la cama médica y con custodia de un funcionario de Gendarmería. Una vez que reciba el alta médica, deberá ingresar al pabellón de imputados del complejo penitenciario al ser considerada su libertad un peligro para la seguridad de la sociedad.

Se fijó un plazo de 60 días para la investigación del Ministerio Público.