Necrológicas
  • María "Mila" Muñoz Gómez
  • Herminda del Carmen Contreras García
  • Belarmino Segundo Burgos Vásquez

Auditoría realizada al municipio reveló disminución en patrimonio de $8.467 millones

Por La Prensa Austral jueves 9 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
724
Visitas

Una auditoría realizada a la Municipalidad de Punta Arenas respecto a actuaciones correspondientes al período 2011-2016, reveló una disminución en el patrimonio de 8.457 millones de pesos, atribuidos a ajustes contables.

Los resultados fueron dados a conocer ayer en sesión de Concejo Municipal por parte de Franco Fortunato socio encargado del trabajo y Cynthia Ahumada de la  empresa Fortunato & Asociados Auditores Consultores.

Los principales objetivos del trabajo fue realizar un análisis de los estados financieros (balance, estado de resultado, de ejecución presupuestaria, de flujo efectivo, nota de los estados financieros y estado de cambio en el patrimonio neto), del análisis del proceso de control interno y análisis presupuestario.

Frente a esta disminución de más de 8 mil millones de pesos, Fortunato aclaró que con esto no estaba diciendo que se hayan perdido o robado ese dinero, aunque reconoció que tuvieron mucho retraso en la entrega de la información, debiendo ampliar en tres ocasiones el plazo. Los pasivos omitidos, es decir deudas que no quedaron registradas en la cobrabilidad son del orden de los $370 millones, las que en 2014 ascienden a $428 millones.

Las observaciones realizadas al municipio se repiten en el área Cementerio. Esto reviste una connotación mayor debido a que este recinto no cuenta con sistema contable. Hay eventuales pasivos no registrados contablemente por concepto de indemnización por años de servicio. Doce trabajadores tienen esta cláusula en su contrato, lo que asciende estimativamente a $262 millones. Además, no existe una política de crédito y cobranza, hay inconsistencias, errores y omisiones en el control de licencia médicas, pago de asignaciones sin sustento normativo, por ejemplo asignación de zona, no se consideraron imponible y tampoco se tributó, existe una inexistencia en las conciliaciones bancarias desde 2013 a 2015.

El informe presentado también hace mención a que hay una estructura inexistente en el proceso de adquisiciones. “Existe una Unidad de Abastecimiento la cual lamentablemente no cumple sus funciones en forma horizontal, eso confluye en forma negativa con un plan anual de compras”.

Asimismo, hay inexistencia de planes anuales de capacitación para los funcionarios, el nivel de profesionalización alcanza a un 31%, lo que si es comparado con los promedios nacionales, no es algo que llame absolutamente la atención, pero en términos absolutos sí se ve bajo. Hay ausencia en los controles de bodega. Al año 2016 el Pladeco (Plan de Desarrollo Comunal) está desactualizado. Hay pasivo contingente por deuda previsional de la Cormupa. Horas extras y atrasos excesivos. El inventario de los bienes está desactualizado y hay una inadecuada preparación de conciliaciones bancarias. Es impropio el proceso, de elaboración, formulación y aprobación del presupuesto, con gran cantidad de modificaciones presupuestarias. El sistema de información no constituye un apoyo eficiente de las actividades operacionales de la municipalidad, hay mucho trabajo que se hace a mano. Asimismo, la municipalidad no cuenta con respaldos computacionales en los años 2011-2012.

El alcalde Claudio Radonich dijo que se reunirán la semana subsiguiente a la del feriado para analizar el informe, para ello le solicitó a la empresa realizar una matriz con las principales falencias y con las mejorías, porque según dijo el edil ya habían varias que estaban operando.