Necrológicas
  • Teresa Low Bórquez
  • Evelyn Martínez Robinson

Aumentan casos de paperas en Magallanes

Por La Prensa Austral miércoles 16 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
862
Visitas

Si en el primer trimestre de 2017 sólo se habían reportado dos casos de paperas, en el mismo período de 2018 se registran 26 personas infectadas. Esto de acuerdo a lo informado mediante el Boletín de Epidemiología del Ministerio de Salud (Minsal), donde se informa que en los primeros tres meses del año, en la región, las notificaciones superaron por más de 10 veces el comportamiento de la enfermedad durante los años anteriores.

Las paperas es una enfermedad provocada por el virus parotídeo, que se contagia a través de la saliva y que puede infectar muchas partes del cuerpo, especialmente las glándulas salivares parótidas. Estas glándulas -que producen saliva- se encuentran al interior de ambos pómulos, en las áreas comprendidas entre las orejas y la mandíbula. Cuando una persona tiene paperas, estas glándulas se inflaman y producen dolor.

El virus de las paperas es contagioso y se transmite a través del fluido de la boca o la nariz de las personas infectadas (estornudos, tos, o, incluso, reír). El virus también se puede traspasar por contacto directo al manipular pañuelos o utilizar vasos que ha usado el enfermo.

El 62,4% de los casos notificados correspondieron a varones. En cuanto a su distribución por grupo etario, se observó una modificación en la distribución habitual de la enfermedad, siendo el grupo con más casos el de 20 a 29 años. Los menores de 15 años, fueron el segundo grupo con más notificaciones.

A nivel nacional se informó que desde 2010 la tasa de parotiditis, o paperas, se había mantenido en tasas cercanas a cinco casos por cada cien mil personas. Sin embargo, esta tendencia cambió y empezó a aumentar en 2015 cuando la tasa llegó a 6,9, según un informe publicado por el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud.

Las hipótesis que entrega el informe es que el aumento se produce por la población que no adquirió inmunidad durante la niñez (no vacunados) y además estaría relacionado con el aumento de personas susceptibles y en segundo lugar por la caída de la inmunidad adquirida con la vacuna.

En este contexto, la recomendación que entrega el Departamento de Epidemiología en su informe tiene que ver con cumplir con el calendario de vacunación contra parotiditis, de acuerdo a las indicaciones del Programa Nacional de Inmunizaciones. La vacuna tres vírica protege contra la parotiditis, y se administra a los 12 meses, con refuerzo en primero básico. Además, se realizó el llamado a consultar médico al presentar un cuadro febril con aumento de volumen en la región submandibular y si el diagnóstico es parotiditis, evitar las aglomeraciones y el hacinamiento por un período de 7 días.