Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

Autoridades apuntan a la irresponsabilidad de conductores por escaso respeto a la Ley Emilia

Por La Prensa Austral martes 24 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
146
Visitas

En octubre de 2014 entró en vigencia en Chile la llamada Ley Emilia, desde entonces, un total de 24 personas han perdido la vida en Magallanes por accidentes de tránsito, siendo un porcentaje cercano al 35% en hechos en los que el alcohol ha estado presente en conductores o transeúntes involucrados en tales desgraciados sucesos. Durante las últimas semanas se ha vuelto “normal” ver en las crónicas de prensa hechos de esta naturaleza, especialmente durante los fines de semana, situación que no ha pasado inadvertida para las autoridades, quienes atribuyen a la irresponsabilidad de los conductores, aunque defienden la implementación de la normativa legal, pese a que en la región pareciera no estar surtiendo un efecto disuasivo real.

Oficialismo

Para las autoridades locales es innegable que los accidentes por manejo en estado de ebriedad han aumentado. Así lo reflejan las palabras de la gobernadora de la provincia de Magallanes, Paola Fernández, quien comentó al respecto que “lamentamos este número de accidentes, aunque difícilmente podemos llamarlos accidentes, ya que eso serían hechos fortuitos, pero aquí estamos en presencia de delitos (…) sin duda la Ley Emilia y las sanciones que trae aparejadas, generan un efecto disuasivo, como así también el control que efectúa Carabineros, la ambulancia del Senda, son todas acciones tendientes a bajar estas cifras, que si bien los accidentes han disminuido, las muertes se han incrementado.

“Pero, no es sólo la ley la que tiene que generar un cambio cultural, sino también fortalecer el mismo control social, porque existe un problema respecto de lo permisivo que es el consumo conflictivo, y esto nos tiene que llamar a aumentar la conciencia ciudadana, con más control social y mayores controles policiales, manteniendo en la retina de las personas lo que significan las sanciones legales (…) falta conciencia de las mismas personas, entendiendo que esto no sólo es un estado paternalista el que ejerce el control, sino que los mismos ciudadanos tienen responsabilidad sobre sus actos”, declaró Fernández.

Por su parte, el coordinador regional de Seguridad Pública, Diego Arancibia, añadió que “la Ley Emilia ha sido un aporte en la disuasión en lo que es la relación consumo de alcohol/ conducción, eso es un esfuerzo que es valorable, pero que siempre hay que estar constantemente difundiendo y sensibilizando sobre el carácter de irresponsabilidad que tiene el consumo (de alcohol) en los conductores, en ese sentido la norma sí ha tenido un efecto positivo creando conciencia”, comentó, subrayando la importancia de la toma de razón de la sociedad en su conjunto respecto de la materia.

Por su parte, sobre el eventual efecto persuasivo de la norma el director del Departamento de Tránsito de la municipalidad, Sergio Oyarzo, comentó que “si lo miramos a nivel nacional, sí ha funcionado, la tasa de accidentes asociados a causa del alcohol ha disminuido, pero lamentablemente en Punta Arenas el resultado no es el mismo, porque se insiste en manejar en estado de ebriedad”, agregó.

50% más de causas

Si bien no ataca directamente a quienes cometen el delito de manejar en estado de ebriedad, con sus dichos el fiscal regional Eugenio Campos sí aporta una cifra más que alarmante a la materia, precisando que en lo que va del año, en comparación al período anterior, la Fiscalía ha iniciado 50% más causas que en 2015.

“El viernes pasado, en la reunión jurídica que tenemos cada semana, encargué especial atención a cada uno de los fiscales respectos de los manejos en estado de ebriedad o infracción a la Ley del Tránsito, ya que lo que veo es que han aumentado en un 50% los ingresos por causas de manejo en estado de ebriedad, bajo la influencia del alcohol o darse a la fuga, siendo este último el que ya se ha convertido en una constante. En ese sentido, y respecto a la parte que a nosotros nos toca como Ministerio Público tendremos que redoblar nuestros esfuerzos para perseguir con más fuerza cada uno de estos delitos (…) en estos últimos meses nos ha llamado mucho la atención, no tan sólo la cantidad de los accidentes, sino que la violencia de cada uno de ellos, con lesionados graves con riesgo vital. Tuvimos aquel en que dos jovencitas perdieron la vida, la semana pasada cerramos una acusación respecto de una persona que tiene lesiones graves gravísimas, y así en aumento. Súmele lo ocurrido este fin de semana con un choque gravísimo en la Costanera en que dos jóvenes quedaron heridos; siendo todas esas situaciones que me interesa que como Fiscalía se persiga y llevar una sensación de tranquilidad a la comunidad respecto de lo que se está haciendo.

“Pero debe quedar claro que nosotros somos represores, es decir, actuamos después de…, sobre la prevención, nosotros no tenemos mayor injerencia que investigar, acusar y solicitar las penas más altas que se puedan aplicar”, señaló el profesional.

“No ha surtido efecto”

“Mientras no cambie la conciencia, no sacamos nada con tener herramientas jurídicas que amplíen las sanciones legales o las facultades de Carabineros para perseguir para contener estas conductas, por lo tanto, y tal como lo he dicho siempre, si no hay un cambio de conducta en las personas y en las familias, vamos a seguir teniendo tragedias, accidentes y conductores en estado de ebriedad”, fueron las categóricas palabras del prefecto de Carabineros, coronel Rodolfo Lobos, al ser consultado sobre el tema.

“No ha surtido el efecto, eso es innegable, pero esto es debido al grado de inconciencia que tienen las personas, ya que si uno analiza toda la ley, efectivamente tiene sanciones y medidas coercitivas, siendo como herramienta muy buena, pero tiene que ir de la mano de la disposición de las personas a acatar las normas y eso, yo creo que por la cultura de algunos aún no se logra entender el mensaje”, agregó.

Finalmente subrayó que se está intentando ser rigurosos con las leyes, pero se sigue viendo accidentes graves de tránsito con conductores irresponsables cometiendo delitos al manejar en estado de ebriedad.