Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera

Bajas temperaturas casi dejan a Porvenir sin el suministro de agua potable

Por La Prensa Austral martes 3 de julio del 2018

Compartir esta noticia
954
Visitas

Buzo táctico desafió los -4 grados Celsius, aunque con una sensación térmica inferior a -10°C en superficie, para sumergirse bajo el espeso hielo de la bocatoma de captación desde laguna Sin Nombre, a los pies del cordón Baquedano

A un buzo táctico, especialmente preparado para trabajar hasta a 20 metros de profundidad, debió recurrir la empresa sanitaria AguasMagallanes el pasado jueves 21, para descongelar la bocatoma de captación desde Laguna Sin Nombre (a los pies del cordón Baquedano) del agua que distribuye potabilizada esa empresa a los habitantes de Porvenir y evitar, con ello, que la población quedara sin el vital elemento de consumo en pleno invierno. Según se explicó desde la compañía, ese día preocupó la escasa llegada de agua a la planta de tratamiento y siguiendo sus estándares de supervisión, se estableció que uno de los dos “chupadores” estaba completamente obstruido por el hielo, por lo que de inmediato se activó la llegada de un buzo que solucione el problema.

Como primera medida, y para evitar que los 7 mil residentes (2.150 clientes) quedaran sin agua, se bajó la presión de distribución, lo que -salvo pocas excepciones- no alcanzó a ser percibido por la población y permitió mantener el suministro. En tanto, se contrató al buzo profesional Víctor González González, quien cuenta con autorización de la Gobernación Marítima para realizar faenas de buceo hasta a 20 metros de profundidad.

Este, desafiando a la temperatura de esa mañana (que llegaba a -4 grados Celsius, aunque con una sensación térmica inferior a -10°C en superficie), rompió el hielo que cubría el agua y descendió bajo la espesa capa helada de la laguna hasta dar con el elemento obstruido, logró sacarlo y llevarlo fuera, donde personal de AguasMagallanes lo descongeló y limpió por entero. Luego, el mismo buzo reinstaló el “chupador”, normalizando la captación.

Aunque se trató de un hecho más bien anecdótico, no hay registros históricos que lo mismo ocurriera en el pasado, salvo lo que pudieran decir los antiguos trabajadores de la ex entidad estatal Sendos, cuando las temperaturas en invierno eran aún más crudas que en la actualidad. Otro hecho similar, eso sí de menor envergadura, ocurrió en 2013, aunque entonces el propio personal de la actual sanitaria logró despejar el hielo del elemento de captación mediante técnicas de bombeo.

La laguna Sin Nombre, que provee el agua que se potabiliza, es alimentada por los esteros Pivcevic y chorrillo Casalata, a los pies del cordón Baquedano, donde son aún más bajas las temperaturas del invierno. Fotos Félix Iglesias M.

Fuente y sistemas óptimos

Claudio García Aguilar, jefe de AguasMagallanes en Porvenir, afirmó que laguna Sin Nombre es una excelente fuente de acumulación, la que se abastece del estero Pivcevic y chorrillo Casalata, ambos nacidos de las nieves del cordón Baquedano y asimismo aseguró que el sistema de captación es de los mejores. Sin embargo, explicó que el día del hecho, a la gran helada de esa noche se sumó de madrugada un repentino deshielo que arrojó grandes trozos de nieve congelada a la laguna, que fue succionada por el “chupador”, formándose una masa de hielo compacta que lo ‘taponeó’ por completo.

Dijo que como se trata de una empresa que está certificada, la respuesta fue inmediata, por un lado disminuyendo la presión para que no exista riesgo de desabastecer a la ciudad y por otro, procurando la solución a través del trabajo del buzo especializado. Añadió que ante el evento, la empresa ya está buscando incorporar tecnología para que lo sucedido no se reitere en los próximos inviernos, destacando que por fortuna, hoy existen medios para dar este salto como medida de protección a la bocatoma.

Asimismo, dio seguridades que el abastecimiento continuará siendo normal, resaltando las buenas cualidades tanto de la laguna, la excelencia del agua que consumen los fueguinos y el sistema en su conjunto que hoy entrega el suministro en Porvenir, que están entre los de mayores estándares del país. A la vez, ilustró las medidas de monitorización permanentes de las áreas de captación y distribución, que se cumplen con estricta rigurosidad.

Buzo volvió al hielo

De hecho, una semana después del despeje del “chupador” afectado por el hielo, se volvió a contratar al mismo buzo táctico para supervisar que el artefacto siga funcionando normalmente y una vez más, el profesional de la inmersión volvió a trabajar bajo las gélidas aguas del depósito natural. García resaltó que gracias al hielo, también se mejora la pureza del agua para Porvenir, donde en la actualidad -apuntó- existe un mayoritario consumo por parte de las empresas instaladas en la comuna.