Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz
Al autor del disparo se le imputó autoría en tres delitos

Bala loca en villa Suiza reveló supuestos apremios contra cónyuge del imputado

Por La Prensa Austral jueves 14 de julio del 2016

Compartir esta noticia
1.606
Visitas

Héctor Lemarchand empleó una pistola para intimidar a los trabajadores de Edelmag que cortaban el suministro eléctrico a su casa.

Amenazas contra los trabajadores de Edelmag, amenazas en contexto de violencia intrafamiliar contra su cónyuge, e infracción a la Ley de Armas, por tenencia de municiones de manera ilícita, fueron los cargos que ayer el fiscal Felipe Aguirre imputó a Héctor Alejandro Lemarchand Gómez, 44 años de edad, sujeto que al mediodía del martes protagonizó un incidente en la villa Suiza, donde disparó un balazo al aire con su pistola, intimidando a los trabajadores de la empresa eléctrica que cortaban el suministro de energía a su casa por una deuda por consumo. El procedimiento policial le dio la oportunidad a la pareja del imputado de denunciar apremios en su contra por parte del detenido.

Se fijó un plazo de 90 días para investigar lo sucedido, sumado a los antecedentes aportados por la cónyuge del imputado, C.V.B.O.

Durante la audiencia judicial, el fiscal detalló el procedimiento de Carabineros, que permitió la incautación de la pistola Smith Wesson calibre 45 con la que el imputado habría disparado al aire, luego de reclamar contra los trabajadores. A lo anterior se sumaron diversas municiones, incluso algunas de ellas ocultas en el entretecho de la vivienda. Sin embargo, el procedimiento tomó otros ribetes, cuando Aguirre detalló parte de la declaración que entregó una tercera víctima.

Violencia intrafamiliar

De acuerdo a lo señalado por la afectada, quien fue encontrada por Carabineros escondida en una habitación de la vivienda, al momento de la llegada de los operarios de Edelmag, estaba siendo víctima de un episodio de amenazas de muerte en su contra, lo que habría sido detonado por los celos injustificados por parte de su pareja, según su declaración.

La mujer relató que no era la primera vez que ocurría este episodio, ya que en oportunidades anteriores, su pareja ya la había amenazado de muerte con la pistola, e incluso señaló que Lemarchand la atormentaba constantemente diciéndole que con un alicate le sacaría uno a uno sus dedos, recordando un episodio vivido durante la festividad de Semana Santa, cuando su cónyuge le habría apuntado a la cabeza con el arma, asegurando que la mataría.

Relatado lo anterior, el representante de la Fiscalía solicitó diversas medidas cautelares, apuntadas a la protección de las víctimas, petición que fue acogida por el juez Juan Santiago Villa, quien le ordenó al imputado hacer abandono inmediato del hogar común, quedando con la prohibición de volver a la vivienda mientras dure la investigación. Asimismo, quedó con orden de alejamiento de la denunciante donde quiera que se encuentre, lo mismo para los contratistas involucrados en el incidente. Finalmente, Lemarchand quedó con estricta prohibición de portar o tener armamento,  debiendo firmar mensualmente un libro de control judicial, quedando imposibilitado de abandonar la región mientras se desarrolle la investigación que se inició en su contra, tras lo cual fue dejado en libertad, no queriendo hacer declaraciones a su salida del Centro de Justicia.