Necrológicas
  • Alejandro Carlos Mijalic Neracher
  • Olga Nelly Yánez Yáñez
  • Alicia Correa de Peña y Lillo
  • José Guillermo Arancibia A.

Buscan declarar inimputable a joven acusado de matar a pintor osornino

Por La Prensa Austral martes 12 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
641
Visitas

Con la declaración de ambos imputados, reconociendo su participación en un hecho de sangre, se inició a las 9 horas de ayer la segunda jornada de juicio en el Tribunal Oral en lo Penal. Sebastián Esteban Alvarado Pailacheo y su polola -que al momento del crimen era menor de edad- de iniciales C.A.V.L., fueron acusados como autores del delito de robo con homicidio de un pintor osornino que llevaba en la ciudad tan sólo un mes al momento de ocurrido el crimen.

Una puñalada en el corazón le arrebató la vida a César David Muñoz Yefi, de 39 años la madrugada del 19 de mayo de 2018. Esa amanecida Muñoz deambulaba solo por Avenida Martínez de Aldunate, cercano a la intersección de Avenida Pedro Aguirre Cerda, cuando los hoy imputados se aproximaron para solicitarle un encendedor para prender un cigarro. Sin embargo, a ambos le habría molestado el tenor de la respuesta de la víctima, quien -presuntamente- habría insultado a la joven, lo que motivó una gresca con el pololo de ésta, quien se abalanzó botándolo al suelo, lo cual habría aprovechado la adolescente para registrarle los bolsillos y sustraerle 15 mil pesos y un celular.

Al ponerse en pie, Alvarado Pailacheo sacó un cuchillo tipo mariposa con el cual hirió a Muñoz Yefi, provocándole la muerte instantánea. Antes de retirarse del lugar, la joven se contactó desde su celular con personal Samu para dar aviso que un hombre se desangraba en la mencionada esquina.

Dos fueron las piezas claves para armar el puzzle investigativo. Fue identificado el número desde donde la muchacha llamó al Samu; y se encontró el teléfono de la víctima que era ofrecido a la venta por páginas de compraventa de redes sociales y en el sitio web Yapo.cl.

Reafirman su participación

Y tal como ocurrió en la declaración que ambos proporcionaron al momento de su detención, ayer en el estrado de imputados la pareja de pololos reconoció en su testimonio su participación en el crimen.

“El hombre venía en la misma dirección que nosotros, y mi polola va y le pide encendedor para prender un cigarro, a lo cual él dice que no tenía insultándola con garabatos, empujándola y mi polola cayó al suelo. Yo llego, lo empujo y nos damos golpes de puño. Ahí saqué la mariposa (cuchillo), le pego y me voy caminando hacia la esquina”, sostuvo el principal acusado, quien registra al menos seis condenas, varias de ellas por porte de arma cortopunzante, y quien arriesga la pena de presidio perpetuo simple.

Por su parte, C.A.V.L., a quien el fiscal Felipe Aguirre solicitó que se le imponga la pena de 8 años en régimen cerrado, ratificó su participación en el robo al mencionar que “por buscar el encendedor entre sus bolsillos saqué plata y un celular. Yo me doy vuelta y como que escuché un grito, y veo que el caballero se cae al piso. Después con Sebastián llamo a la ambulancia y nos quedamos esperando a que llegara”. Además relató que desde el asesinato ella se quedó con el arma empleada, y cuando se enteró que la policía seguía sus pasos tomó la decisión de dejar el cuchillo en un basurero instalado en la esquina de las calles Roca con Lautaro Navarro.

En este aspecto, el abogado Juan Carlos Rebolledo, apeló a la colaboración sustancial de su representado y aseguró que en lo que queda del juicio intentará probar la inimputabilidad del mismo, indicando que Alvarado Pailacheo registra al menos quince intervenciones en establecimientos psiquiátricos desde que tenía 11 años.

“No debiera ser normal para nadie que alguien tenga internaciones psiquiátricas desde los 11 años y que a los 22 termine quitándole la vida a otra persona. Si es que tuviera apoyo familiar, social y de todo tipo no debiéramos esperar esto, que es una consecuencia de su forma de vida desprovista de colaboraciones eficaces”, sentenció.