Necrológicas
  • Dora del Carmen Soto Carrillo
  • José Arturo Gómez Blanco
  • Juan Carlos Cavada Covacich
  • Elba Altamirano Vidal
  • Luis Serpa Yáñez

Buscan evaluar en bosques de lenga qué efecto tuvo el manejo forestal entre 1991 y 2009

Por La Prensa Austral lunes 12 de marzo del 2018

Compartir esta noticia
115
Visitas

Durante tres semanas se realizará en estancia Primavera la recolección de datos para una investigación que evaluará los servicios ecosistémicos en áreas que estuvieron bajo manejo forestal entre los años 1991 y 2009. Para ello, se realizarán mediciones y análisis en rodales de bosques de lenga del predio ubicado a 155 kilómetros al norte de Punta Arenas -en el sector de Morro Chico-, vinculado a la Fundación Alerce 3000, que promueve técnicas de uso sustentable para obtener objetivos de conservación como consecuencia de la producción.

El estudio forma parte de la memoria de título de la estudiante de Ingeniería Forestal de la Universidad de Chile, Isabel Juricic Merillán: “Indicadores estructurales como una aproximación a los servicios ecosistémicos potenciales asociados a bosques de Nothofagus pumilio con diferente manejo silvicultural en la Región de Magallanes y Antártica Chilena”. Explica que su interés por desarrollar el tema se debe a que “antes no se tenía mucho en cuenta los servicios que presta el bosque y se pensaba exclusivamente en la producción de madera o bien se creía que, para mantenerlo, había que dejarlo sin intervención. En cambio, con este estudio se podrá ver cómo llegar a un equilibrio en que la conservación sea compatible con la producción, aprovechando la multifuncionalidad de los bosques”.

Selección de rodales

El grupo de trabajo, encabezado por el académico de la Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile, doctor en Silvicultura Gustavo Cruz, se trasladó al lugar acompañado por el asesor de estancia Primavera, el ingeniero forestal Federico Hechenleitner, para verificar en terreno la selección de los rodales que serán estudiados. Estos corresponden a bosques vírgenes, bosques que fueron sometidos a diversos tipos de manejo tales como floreo y corta de protección (con y sin corta final) hace aproximadamente 25 años y bosques afectados por un incendio en 1997. En ellos, se realizará una descripción estructural cuantitativa y cualitativa, para establecer indicadores que evalúen sus funciones ecológicas y determinar qué capacidad tienen para ofrecer servicios ecosistémicos asociados a dichas funciones.

Inventario y medición

El doctor Gustavo Cruz explica que “el objetivo de evaluar estas distintas estructuras, representativas de algunos predios de la región que fueron manejados mediante sistemas similares, es determinar su capacidad de ofertar servicios ambientales. Para ello, haremos un inventario en cada estructura y mediremos una serie de atributos -como estructura y composición florística-, para obtener índices que asociaremos a los servicios. Por ejemplo, si el porcentaje de árboles en pie se relaciona con la existencia de pitíos y pájaros carpinteros, entonces habrá estructuras de bosques que tengan una oferta mayor o menor de este servicio”.

Resultados prácticos

Acerca de los resultados prácticos que tendrá el estudio, Gustavo Cruz -quien ejerce como profesor guía del proyecto- destaca que “sabremos qué efectos tuvo cada tipo de manejo y además podremos establecer qué servicios pueden ofertar estos bosques a futuro, para instalar algún tipo de desarrollo a partir de las estructuras que tenemos hoy. Y, al analizar rodales característicos de las estructuras más representativas de todo el predio, se podrá focalizar los esfuerzos de restauración en aquellos sitios que presenten estructuras con mayores funciones y servicios ecosistémicos asociados”.

El equipo que apoya las mediciones en terreno se encuentra integrado además por el técnico forestal José Olmedo y la egresada de Ingeniería Forestal, Vanessa Cifuentes. Como profesores consejeros participan los docentes Alvaro Promis y Claudia Cerda.