Necrológicas
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Buscan medir comportamiento de glaciares en Magallanes

Por La Prensa Austral sábado 23 de abril del 2016

Compartir esta noticia
342
Visitas

Importante investigación de instituciones chilenas, alemanas y brasileñas

Proyecto internacional permite estudiar en terreno

el comportamiento de los glaciares de Magallanes

El pasado miércoles 13 de abril, los científicos involucrados en la iniciativa financiada por el Conicyt y el Bundesministerium für Bildung und Forschung (BMBF) de Alemania regresaron de su cuarta expedición, esta vez, al Glaciar Schiaparelli, ubicado en el macizo del Monte Sarmiento en la Cordillera Darwin.

“Es claro que tenemos un retroceso de los glaciares en los Andes del sur y eso no va a cambiar en las décadas que vienen porque el cambio climático se va a sentir fuerte en esta zona también”.

Así lo aseveró el Dr. Christoph Schneider, experto en geografía y climatología de la Universidad Humboldt de Berlín, tras el retorno a Punta Arenas de la cuarta expedición al glaciar Schiaparelli, el pasado miércoles 13 de abril, compuesta por investigadores de la Universidad de Magallanes, el Centro de Estudios del Cuaternario (Cequa) y el Instituto Antártico Chileno (Inach) junto a profesionales de la Universidad Humboldt de Berlín  y la Universidad Federal de Río Grande, entre otros.

Este equipo multidisciplinario y perteneciente a estas diferentes entidades desarrolla el proyecto internacional “Responses of Glaciers, Biosphere and Hydrology to Climate Variability across the Southern Andes (GABY-VASA)”.

El estudio busca responder, entre otras interrogantes, cómo es la interacción del clima con las cordilleras y cuál ha sido la dinámica de hielo que han experimentado los glaciares de los Andes del Sur a partir de esto.

Luego de la cuarta expedición, Schneider cuenta que dentro de los principales factores que explican el retroceso de los hielos ya no está sólo el aumento de la temperatura, sino también el incremento de las precipitaciones a gran altura que han influenciado la respuesta de los glaciares.

El glaciólogo del Inach, Ricardo Jaña, también se refiere a estas aproximaciones. “Cada vez descubrimos cosas. Por ejemplo, que el glaciar responde a un cambio climático de temperatura del aire, de precipitaciones, etc., lo que nos indica que es un área que está siendo afectada, que hay un impacto y que hay una cantidad de agua gigante que está en un sistema y que no sabemos si siempre fue así o no”. Señaló que eso se va a tratar de ver con los análisis que se están haciendo.

Pero ante todo, subrayó que se trata de un trabajo muy prometedor porque aparecen cosas muy poco estudiadas como la variabilidad genética de ciertos organismos y su relación con el clima.

El equipo científico espera seguir obteniendo registros y mediciones de los glaciares de Magallanes en las próximas expediciones de este año, que continúan en los próximos días con un viaje al Grey y, en octubre, al Schiaparelli, nuevamente. Estas campañas cuentan con el apoyo logístico de la Armada de Chile.

Unión de esfuerzos

El trabajo de los científicos se inició el 2015 y, a la fecha, ya han concretado cuatro expediciones a los sitios de estudio, que incluyen los paisajes montañosos de Última Esperanza y Tierra del Fuego, con los glaciares Grey y Schiaparelli, respectivamente. En esos inhóspitos lugares, los equipos han tomado muestras, realizado mediciones e instalado sensores remotos para la modelación glaciológica y climática, que también se efectúa mediante los análisis de la datación de los anillos de árboles y los estudios genéticos de los musgos que habitan en las morrenas de los glaciares.

De esta forma, buscan acercarse al principal objetivo del proyecto: descifrar cómo ha sido el impacto de la variabilidad y los cambios climáticos en la criósfera, hidrósfera y biósfera de Los Andes meridionales y contribuir, de esta manera, a la investigación ambiental y climática en el sur de Sudamérica. De hecho, creen que ello podría constituir un valioso conocimiento, tratándose, sobretodo, de áreas geográficas donde aún existen importantes vacíos en la información.

El Dr. Christoph Schneider, director de la contraparte alemana en la iniciativa, explicó que, para saber cuáles son las consecuencias de los cambios ambientales y climáticos en todo el mundo, “necesitamos las informaciones locales de cada uno de los continentes”. Sólo así, aseguró, podríamos pintar una imagen global. “Por eso me parece que esta zona es muy importante. No hay muchos lugares en el Hemisferio Sur donde puedas estudiar el cambio climático en terreno, ya que es el hemisferio ‘de agua’”, agregó.

En ese contexto, dijo que la colaboración e interacción entre los países que efectúan investigaciones en geociencias se torna vital para el avance en los estudios de los enigmáticos glaciares. “En grupos aislados no podríamos lograr mucho, pero aunando nuestros esfuerzos es más fácil llegar a esa pieza del mosaico que nos dice al final cuál es la situación del planeta”.

La Dra. Ingrid Hebel de la Umag afirmó que la cooperación internacional en estos proyectos es muy importante para el desarrollo y crecimiento profesional de los investigadores. A su juicio, “tiene que existir esta colaboración entre todas las personas que trabajamos y tenemos interés en descubrir cómo funciona el ecosistema en esta región, y sobre todo, cómo afecta el cambio climático a los ecosistemas de esta parte del mundo”. En consecuencia, informó que se han sumado al trabajo científico alumnos de posgrado de distintos países, quienes hoy elaboran sus respectivas tesis en temas relacionados con el ámbito glacial.

En este proyecto, la investigadora estudia la presencia de los musgos en los glaciares y en qué medida estos aportan a los eventos de aumento o disminución de hielo.