Necrológicas
  • Miguelina del Carmen Alvarado Garrido
Su cuerpo fue hallado en una habitación destinada a living comedor

Buzo mariscador pierde la vida en incendio de madrugada en Natales

Por La Prensa Austral martes 21 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
3.361
Visitas

Restos serán entregados a sus familiares una vez que se establezca científicamente su identidad.

La vida de un buzo mariscador cobró un voraz incendio que destruyó completamente el inmueble que habitaba en la ciudad de Puerto Natales.

La tragedia se desencadenó antes de las 3 de la madrugada de este lunes en calle Cipriano Pedreros Nº343, en lo que se conoce como “Natales Antiguo”, el sector norte de la ciudad, en las cercanías del estero Natales.

A esa hora una fuerte luminosidad despertó a la vecina Irene Aguilante, quien al ver cómo el fuego destruía la casa habitación situada casi frente a su hogar, salió corriendo a la calle a avisar a sus vecinos -en su gran mayoría de la tercera edad- mientras su hijo alertaba a Carabineros y al Cuerpo de Bomberos.

“Lamentablemente tuve que presenciar en la amanecida el incendio. Vi cómo se quemaba la casa y se reventaban los vidrios. Bajé a avisarle a mis vecinos. Para nosotros fue impactante y chocante lo que pasó y preocupante porque al llegar Bomberos nos dimos cuenta que no contamos con grifos en las cercanías, por lo que tuvieron que ir a tres cuadras a buscar el suministro de agua. Estamos tristes y viendo cómo podemos ayudar a esta familia”, relató consternada Irene.

Pareja y sus hijos habían viajado a Gallegos

El inmueble era arrendado por una pareja y sus dos hijos de 13 y 10 años. Este lunes la mujer se encontraba en Río Gallegos, República Argentina, junto a sus dos hijos, donde uno de ellos había viajado a jugar un torneo de futbolito.

Por lo anterior, el único morador del inmueble era el buzo mariscador Eduardo Alberto Alvarez Rivera, de 43 años, oriundo de Puerto Aysén, quien el domingo 19 de mayo estuvo compartiendo junto a amigos y familiares en un predio del Camino Dos del sector de los Huertos Familiares. Pasadas las 21 horas de ese día retornó en su vehículo hasta su domicilio. Así lo relataron dos de sus amigos con los que compartió la noche anterior y que ayer se acercaron hasta el sitio del suceso sin dar crédito a su trágica partida.

El fiscal Cristián Muñoz convocó hasta Puerto Natales a la Brigada de Homicidios de la PDI de Punta Arenas, los peritos del Laboratorio de Criminalística, como asimismo a la comandancia del Cuerpo de Bomberos de Ultima Esperanza para dar luces sobre las posibles causas del incendio.

Trascendió que el fuego se habría iniciado al entrar en funcionamiento el refrigerador, provocando una chispa que habría entrado en contacto con combustibles que habrían en las cercanías del inmueble o en su interior.

El fuego se propagó rápidamente por toda la casa de material ligero, ante lo cual el esfuerzo de los Bomberos se orientó a proteger las viviendas vecinas.

Los bomberos fueron quienes encontraron el  cuerpo del malogrado trabajador que estaba en posición decúbito dorsal (de espaldas) sobre el piso de la habitación destinada a living-comedor. En un comienzo se pensó que sus restos se encontraban bajo una mesa, sin embargo finalmente se determinó que estaban cubiertos por la puerta del refrigerador que debido al fuego habría presuntamente explotado.

El fiscal Muñoz dijo que los informes científicos que emanen desde las mencionadas instituciones y del Servicio Médico Legal permitirán aclarar lo sucedido y “disipar cualquier duda que exista sobre este trágico hecho. Las indagaciones que hemos realizado nos han ido un poco dilucidando la situación pero nos falta más información para excluir o no la existencia de un delito”.

Debido al alto grado de calcinación de los restos, no es posible su identificación mediante las huellas dactilares por lo que será preciso extraer muestras para la realización de un examen de ADN con el fin de determinar su identidad.

Ayer, pasadas las 13 horas, el cuerpo fue trasladado hasta el Servicio Médico Legal de Puerto Natales donde permanecerán hasta su identificación, tras lo cual será entregado a sus familiares.