Necrológicas
  • María Bernilda Díaz Oyarzo

Cámara de la Construcción dispuesta a trabajo cooperativo con Asociación de Alojamientos

Por La Prensa Austral martes 14 de julio del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El ritmo de obras en la construcción está acotado a un 40%, un andar más pausado, admite el presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción, José Alvarado Mansilla, pero todo más lento por las restricciones que aún imperan en la Región de Magallanes con los cordones sanitarios por la emergencia sanitaria del coronavirus.

Por ello, aclara, que aún no se ha movido gran flujo de pasajeros entre una y otra ciudad porque no todas las obras están en desarrollo.

Sin embargo, explica que cuando se pueda normalizar el flujo de obras en terreno, el sector está dispuesto a establecer un trabajo conjunto con la Asociación de Alojamientos Turísticos y así recurrir al servicio de hostales y residenciales formales y no ilegales.

El gremio turístico, que preside Lilian Riquelme, estableció la semana pasada un acuerdo con la Asociación de Salmonicultura de Magallanes para que en el flujo de su personal (556 profesionales proceden de otras zonas) los destinen a pernoctar en los establecimientos formales y así tener un mejor control de la permanencia y trazabilidad de los controles sanitarios.

La dirigenta de los alojamientos proyecta iniciar acercamiento con la Cámara de la Construcción para llegar al mismo acuerdo disponiéndose de 45 establecimientos.

A juicio del dirigente de las empresas constructoras actualmente es muy poca la gente que ha llegado de otras ciudades desde que se desencadenó la emergencia sanitaria. “Se ha tratado de mantener lo que había acorde a las necesidades que se van presentando”.

“Nosotros encantados si llegamos a establecer un convenio cuando en este momento, en medio de este escenario, hay que apoyarse unos a otros. Tenemos que buscar apoyarnos mutuamente”, recalcó Alvarado.

Pese a lo anterior, el directivo estima que todo podría retomarse en ritmo de obras y movimiento de gente recién a mediados de septiembre o bien en octubre. “Todo dependerá de cómo evoluciona el coronavirus en la región. Nadie puede asegurar cómo viene más adelante”, agregó.

Protocolos

José Alvarado destacó que igualmente todas las empresas asociadas han establecido estrictos protocolos sanitarios para su personal y éstos comienzan a aplicarse desde que el trabajador sale de casa, fijándose en el cuidado en los medios de transporte hasta controlar la temperatura al llegar al lugar de trabajo.

También se obliga el uso de las mascarillas, se han dispuesto dispensadores de alcohol gel en distintos sectores de las obras, se insiste en el distanciamiento social y se han acotado las áreas de mayor concentración de gente como los comedores.