Necrológicas
  • Héctor Mayorga Vargas
  • María Luzmira Huichamán Ojeda
  • Rodolfo Dulansky Vergara

Camioneta que se robaron desde Zona Franca ya tenía dueño

Por La Prensa Austral lunes 15 de abril del 2019

Compartir esta noticia
26
Visitas

Los perjuicios fueron calculados en más de 21 millones de pesos.

En todo un misterio se ha convertido el paradero de una flamante camioneta, cero kilómetros, sustraída hace cuatro semanas desde el interior de una automotora en Zona Franca. Para reforzar la investigación que instruye la Fiscalía de Punta Arenas, la Sociedad Comercial Real y Cia. Ltda., perjudicada con el robo, interpuso una querella criminal ante el Juzgado de Garantía.

La acción penal está dirigida en contra de todos quienes resulten responsables de apoderarse de un vehículo desde el local comercial Ford, que funciona en calle 2 sur, manzana 72, en la Zona Franca.

El delito quedó al descubierto el 18 de marzo, cuando en horas de la mañana un vendedor, al momento de abrir el recinto comercial, se dirigió hacia la bodega donde mantienen la totalidad de los vehículos para la venta, percatándose que se encontraba fracturado el soporte del candado del acceso a los vehículos. El o los autores movieron un automóvil Ford, modelo Fusión, del lugar en el cual había quedado estacionado, sustrayendo posteriormente una camioneta Ford, modelo Ranger Limited, color gris grafito, la que se encontraba sin sus placas patentes. Este móvil ya había sido vendido a un ciudadano de Punta Arenas, estando pendiente su inscripción en el Servicio de Registro Civil. El valor de la camioneta asciende a los 21.575.000 pesos.

Asimismo, se pudo establecer que faltaban la totalidad de las 25 llaves de vehículos diferentes modelos.

La empresa señala que el local comercial se encontraba cerrado sin atención al público desde el sábado 16 de marzo, desde las 19,30 horas.

Entre las diligencias solicitadas al Ministerio Público, figura se haga el encargo de búsqueda por robo de vehículo tanto a Carabineros como a la PDI y se efectúe un empadronamiento de testigos y que especialmente se pida a la Sociedad de Rentas Inmobiliarias, administradora del recinto de Zona Franca, los nombres de los guardias que prestaron servicios en los diferentes accesos al recinto, y se solicite además a esta empresa, el registro de cámaras de seguridad que puedan haber plasmado el actuar del o los malhechores.

La jueza Paula Stange declaró admisible la querella y ordenó remitir los antecedentes al Ministerio Público para la investigación de los hechos.