Necrológicas
  • Oscar Bustos Inostroza
  • Raúll Ignacio Lizama Ojeda
  • José Calbún Zúñiga
  • Margot del Carmen Bahamóndez Hernández
  • José Raúl Serón
  • José Raúl Serón

Capturan cerca del 100% de castores existentes en el río Marazzi

Por La Prensa Austral sábado 14 de diciembre del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

En octubre y luego de casi un año y medio de arduos esfuerzos, los equipos de la ONG Wildlife Conservation Society (WCS), con colaboración por parte de diez estancias del sector, logró capturar 96 castores en la cuenca del río Marazzi, lo que equivale a casi el 100 por ciento de la población de esta especie en dicha área de Tierra del Fuego.

Los resultados se dieron en el marco del Proyecto Gef Castor, que contempló el mencionado sector como uno de los tres pilotos que la entidad desarrolla con el fin de identificar las mejores metodologías para erradicar este animal exótico invasor que provoca la destrucción de bosques, humedales y turberas, entre otros. De este modo, se espera ir apoyando la restauración de los ecosistemas y bosques ribereños nativos de la Patagonia.

Los otros pilotos son el Parque Karukinka y Reserva Nacional Laguna Parrillar, los que se ejecutan en áreas silvestres protegidas, de administración privada y pública respectivamente, mientras que Marazzi tiene la especial característica de intervenir estancias dedicadas principalmente a la ganadería. De hecho, se trata de una extensa superficie de 45 mil hectáreas, como lo destaca el coordinador de Investigaciones Terrestres de WCS, Alejandro Kusch: “Es un piloto grande, en comparación con el de Karukinka  que es de 18 mil hectáreas. Y también es grande en relación a los realizados en Argentina”, detalla.

Los castores construyen diques incluso sin existir un río. Basta que exista un chorro de agua de 10 centímetros de profundidad para que construyan un dique, aspecto en torno al que Kusch expresa: “a veces, por el solo hecho de sacar el castor, los diques se abrían tras una lluvia fuerte o por efecto del deshielo, volviendo el cauce a su normalidad”. Claro está, en otras oportunidades, los mismos tramperos de WCS abrían estos diques, con el acuerdo previo del propietario de la estancia.

Sobre los positivos efectos de restaurar las áreas intervenidas a su condición natural, Cecilia Durán, fundadora del Parque Pingüino Rey -ubicado en uno de los extremos de la estancia San Clemente, donde también se ubica la Laguna Ema-, relata que gracias a la ejecución de este proyecto y a la remoción de los castores en la cuenca del río Marazzi, se ha observado cómo la naturaleza retoma su vigor.