Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Carabineros ya no recibe constancias por choques menores

Por Poly Raín miércoles 17 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
955
Visitas

Desde el pasado 5 de julio, la denuncia por un choque menor que no involucre heridos debe hacerse directamente con las compañías de seguros y no en una Comisaría de Carabineros, como solía hacerse tradicionalmente.
Esto, luego de que la Ley corta Antidelincuencia liberara a Carabineros de la responsabilidad de recibir este tipo de constancias, labor en la que ocupaban casi el 50% de la jornada.
“Desde ahora en adelante bastará una Declaración Jurada Simple emitida y suscrita por el conductor del vehículo al momento del siniestro para informar a las Compañías de Seguro de la ocurrencia de un siniestro sin que sea necesario otros documentos expendidos por la autoridad policial, tales como constancias o denuncias”, indica el inciso introducido a la Ley de Tránsito.
La declaración jurada simple no requiere ser firmada por un notario. Solo bastará con que el conductor explique directamente a su compañía de seguros las circunstancias del choque.
En caso de que el siniestro involucre heridos y daños mayores, la denuncia sí se debe realizar ante Carabineros, independiente de si los involucrados tienen o no un seguro automotriz. De esta forma se activará el procedimiento que investigará las causas del accidente que permitirán una resolución judicial.
En Punta Arenas, el prefecto de Carabineros de Magallanes, coronel Rodolfo Lobos, destacó la medida, la que calificó como “absolutamente positiva”, señalando que “contábamos con una alta tasa de constancia por efectos de seguros en sucesos con sólo daños en vehículos particulares, lo que nos llevaba una cuantificación promedio de 60 procedimientos diarios en toda la región. Entonces, si sacamos el tiempo que dedica el carabinero en la toma de esa constancia, eso significa una mejora tremenda en la calidad en otros requerimientos que deben ser atendidos”.
La finalidad de esta modificación es liberar a los uniformados de esta función administrativa que ocupaba cerca del 50 por ciento del quehacer policial diario.