Necrológicas
  • José Francisco González Muñoz
  • Mirko Mihovilovic
  • Hilda del Carmen Lambert Mancilla

Carlos Henríquez Calderón, secretario ejecutivo nacional de la Agencia de la Calidad de la Educación: “Seis de cada diez niños de segundo básico no leen comprensivamente en su nivel”

Por La Prensa Austral jueves 13 de octubre del 2016

Compartir esta noticia
300
Visitas

mediados de abril de este año la jefa de la macrozona austral de la Agencia de la Calidad de la Educación, Mónica Cerro Mercado, llevó a cabo un proceso de ordenamiento de los establecimientos educacionales de la región, considerando los resultados del Simce, en los cuales dos quedaron en la categoría de excelencia y seis en la categoría de insuficiente en términos de calidad.

Teniendo en consideración este hecho, en las dependencias de la Universidad de Magallanes se llevó a cabo durante la mañana de ayer un seminario regional titulado “Avanzando hacia la calidad y equidad educacional en Magallanes”, que estuvo dirigido a directores, docentes y estudiantes de pedagogía, y en el cual participaron el secretario ejecutivo nacional de la Agencia de la Calidad, Carlos Henríquez Calderón; la abogada de la Superintendencia de Educación, Daniela Maureira; Christian Libeer, del Marco de la Buena Enseñanza, y la seremi de Educación, Margarita Makuc.

Los temas que se abordaron en la instancia apuntaron hacia cómo se despliega la perspectiva de la reforma educacional en esta zona, teniendo énfasis en el sistema de aseguramiento de la calidad que actualmente sitúa en el centro a cada establecimiento, sea tanto municipal, particular subvencionado o privado.

“No es decirles desde la región o desde el nivel nacional qué hacer, sino que cada colegio en función de sus fortalezas, debilidades y comunidad educativa sepa y pueda elaborar su propia forma de construir la calidad con recursos y pudiendo entregar una mayor autonomía”, explicó Henríquez, quien además diagnosticó que en el panorama actual de la Región de Magallanes, en términos de acceso a la educación de calidad es “bastante parecido” a la realidad nacional.

“Se ha avanzado en los últimos diez años en los aprendizajes medidos en lenguaje y matemáticas. Vemos inequidad de género, ya que a las mujeres les va mejor en lectura, mientras que a los hombres les va mejor en matemáticas, y en lo que tiene que ver con el desempeño en la escuela el panorama es bastante homogéneo”, aclaró.

En este sentido, y consultado por la situación de los seis establecimientos reconocidos en la categoría de insuficientes, el representante nacional de la Agencia de la Calidad estimó que las mejoras no se implementan “apretando tres botones”, considerando que las acciones que se ejecuten son tareas a mediano y largo plazo, con sentido de urgencia, y que radican en un trabajo en conjunto entre docentes, apoderados y colegios.

“La mejora no se decreta ni se impone, sino que requiere que todas las comunidades se empoderen, por eso la reforma que está en marcha coloca a la calidad en el centro no como una obligación sino que como un desafío y tarea de todos. En segundo lugar, el construir calidad no es apretar tres botones, sino que es algo mucho más complejo y por eso hay que profesionalizar la labor: necesitamos mejores profesores, que tengan sus tiempos para planificar, trabajar en comunidad de aprendizajes, involucrar a los apoderados, creer en los estudiantes y que estos tengan altas expectativas de lo que puedan lograr”, acotó.

Estrategias

Como parte de las estrategias para contribuir al mejoramiento de la calidad de las oportunidades educativas, Henríquez enumeró una serie de trabajos que se están concretando, que incluyen visitas a los recintos, el trabajo con el personal académico, además de la entrega de información a los colegios con el propósito de optimizar sus decisiones.

“Estamos visitando a los colegios que están en insuficiente con el fin de poder evaluar no resultados sino que procesos de cómo lo están haciendo, para conocer el andamiaje pedagógico, para decirle al colegio qué cosas hacer mejor en las clases para poder mejorar. Además estamos trabajando con ocho colegios de la región en evaluaciones formativas con el fin de avanzar con los profesores, semana a semana, y que vayan viendo cómo van avanzando los aprendizajes y los distintos ritmos. Y por último se les está entregando una mejor información a todos los colegios para que tomen mejores decisiones en cómo invierten sus recursos, en las acciones pedagógicas, en qué se capacitan los profesores, cuál es el plan del establecimiento año a año”.

Desafíos

En términos de desafíos y metas pendientes, el secretario ejecutivo de la Agencia de la Calidad manifestó que las principales prioridades a mediano plazo se enfocan urgentemente en que los alumnos del nivel de segundo básico logren leer comprensivamente, como ventana al aprendizaje integral, además de reforzar los planes de mejoramiento educativo y el mejor uso de los recursos que -según dice- pueden impactar en mejores oportunidades de aprendizaje.

“En el caso de segundo básico, en lo que tiene que ver con lectura seis de cada diez niños no leen comprensivamente en su nivel al finalizar un ciclo, y en eso estamos colocando un sentido de urgencia, y más que encontrar culpables y apuntarnos con el dedo, aquí la conversación es qué vamos a hacer para poder lograr que todos los niños lean, y lanzamos una evaluación progresiva que es un trabajo con los colegios para obtener información de cómo están leyendo los niños para que hagamos acciones pedagógicas. El desafío en la región no es tener algunos establecimientos buenos, sino que todos los recintos sean buenos, incluso de las zonas más aisladas”, puntualizó.