Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
Precandidatura presidencial

Carolina Goic niega que la DC intente llevar un candidato propio en primera vuelta

Por Carolina Ruiz lunes 2 de enero del 2017

Compartir esta noticia
1.420
Visitas

La parlamentaria reafirmó que antes de definir un mecanismo electoral, es menester discutir con sus aliados políticos, qué propuesta le ofrecen al país y cómo son capaces de generar las condiciones para llevarlas a cabo.

Una polémica semana vivió la Democracia Cristiana, partido que se encuentra en proceso de elecciones internas de la directiva nacional, las que se efectuarán el próximo 8 de enero, y donde se enfrentarán por la presidencia el diputado Víctor Torres, el ex diputado y presidente del partido, Ricardo Hormazábal, y la actual presidenta y senadora por Magallanes, Carolina Goic.

En conversación con La Prensa Austral, la parlamentaria abordó distintos temas de contingencia y explicó su interés por dirigir la colectividad durante un nuevo periodo.

“Hay un proyecto que yo quiero consolidar y donde el tiempo de estos ocho meses han sido cortos. (…) Lo hago además con un equipo con quienes compartimos la unidad de propósito, una mirada de partido, una mirada de trabajo colectivo, que es diverso en su conformación. Algunos me acompañan hoy en la mesa, como Gonzalo Duarte, Sergio Espejo y Matías Walker; otros representan mundos distintos, como Osvaldo Badenier, Cristina Orellana, Isabel Flores. Es gente que ha estado en el partido desde distintos espacios pero todos tenemos un compromiso con ponernos detrás de quienes van a necesitar mucho apoyo, que son nuestros candidatos durante este año. O sea, está el desafío electoral y sabemos que tenemos que ser soporte para esas candidaturas”, indicó.

– La lista de Víctor Torres intentó realizar un acuerdo con ustedes, que finalmente no se logró. ¿Cómo interpreta usted el levantamiento de esa lista, liderada por el diputado?

– “Yo tuve conversaciones con todos los grupos internos que me pidieron conversar. Para mí eso era muy importante, también para tener una mirada del partido en toda su diversidad. Yo, en la gestión, si hay algo que he hecho es ser muy inclusiva. (…) Y conversamos con Víctor Torres. Yo tengo mucha valoración por él como parlamentario, trabajamos mucho los temas de salud. El interés de él era incorporarse a la lista, pero nosotros por acuerdo de la última junta nacional, tenemos un límite en la incorporación de parlamentarios, que no pueden ser más de tres, y ya estaban Sergio Espejo, Matías (Walker) y yo. Ellos son parte de la actual gestión y han sido no sólo trabajadores, sino también un aporte que a mí me interesa mantener. Entonces, hubo más bien un criterio que yo creo que es sano, que en las listas los parlamentarios tengamos espacios que estén acotados, porque así se permite incorporar a otros representantes del partido”.

– Desde algunos sectores, incluso el propio Torres, han mencionado que ustedes tienen la intención de llevar un candidato propio a primera vuelta. ¿Hasta dónde estarían dispuestos a sacrificar el futuro de la Nueva Mayoría por cumplir con esta posición?

– “A mí no me parece que se pongan en voz nuestra, cosas que no hemos dicho para tratar de mostrar diferencias en una campaña. Ese es más bien un planteamiento que han tenido otros sectores del partido que no están incorporados en la lista. Quiero ser muy clara en esto: nosotros tenemos un acuerdo de la junta nacional y a mí como presidenta del partido me corresponde velar porque se cumplan los acuerdos. Nosotros vamos a discutir el mecanismo el 28 de enero en una junta nacional y lo que yo he dicho es que nosotros necesitamos construir mayorías para gobernar, que nos vamos a sentar con nuestros partidos aliados dentro del espacio político de la centro izquierda, que también es un acuerdo de la Democracia Cristiana y en torno a nuestra propuesta programática, vamos a sentarnos y conversar. Porque aquí el punto es cómo nosotros garantizamos gobernabilidad en este país. Y antes de definir un mecanismo electoral, a mí me falta esa discusión que es más de fondo, de cuál es la propuesta que le ofrecemos al país y cómo somos capaces de generar las condiciones para llevarlas a cabo. Esto de discutir los mecanismos electorales solamente, me parece que obedece a formas de hacer política que ya no responden a lo que la gente nos está pidiendo. (…) Pero no es efectivo que nosotros hayamos priorizado un mecanismo sobre otro, ni que pongamos en riesgo una actuación mayoritaria (…)”.

Centro izquierda 2.0

– ¿Usted es partidaria de que la Nueva Mayoría se mantenga tal como está o de evaluar la integración de los distintos partidos?

– “Yo he hablado que me parece mucho mejor un proyecto de centro izquierda 2.0, por decirlo, y que requiere justamente hacer una revisión crítica de aquellos aspectos donde nosotros hemos dispersado fuerzas. La evaluación que hace la ciudadanía de nosotros no es gratis, a pesar de que uno mira y pucha que hemos hecho cosas importantes como gobierno. (…) Pero claramente hay temas de nuestro comportamiento como partidos de gobierno que nos han significado una evaluación muy crítica de la gente y yo creo que en esto hace falta sentarse, sincerar las posiciones y ser muy realistas respecto de cosas que efectivamente tenemos que cambiar antes de pensar en proyectar las cosas tal cual como están”.

– ¿Qué podría decirle a aquellos que han señalado que el interés por ir a primera vuelta se debería a un afán de protagonismos al interior del partido, sobre todo tomando en cuenta que su propio nombre también ha sonado como presidenciable?

– “Mira, en esto, yo con mucha generosidad estoy dispuesta a seguir al frente del partido. Para mí ha sido de verdad un honor y un privilegio el poder estar en contacto con los camaradas a lo largo de todo el país, ha sido una experiencia súper valiosa el conocer los contrastes que existen, (…) y poder colaborar desde el partido a recuperar ese proyecto político de fondo que es el que responde a las necesidades de la gente en un momento complejo para la política. Digámoslo con franqueza, hay mucha gente que más bien escapa de esta actividad. Muchos amigos me dicen: ‘Oye, pero tú estás puro pagando costos como presidenta de partido, es el peor título que puedes tener hoy’. Y yo creo que es en momentos difíciles donde uno tiene que estar disponible. Nosotros estamos para enfrentar las dificultades y para hacerlo con mucha convicción. Yo me alegro ahora cuando veo a muchos jóvenes que quieren ingresar al partido, o chiquillas jóvenes que ahora se presentaron y son presidentas distritales, comunales. Digo ‘Acá algo hemos generado que revitaliza al partido’. Y si he podido colaborar con eso en la conducción y en ponerme yo misma al frente con la historia que tengo en política o con la historia personal, bienvenido. Si hay algo de lo que creo que he dado muestra, es que en este partido tenemos que ser capaces de cambiar prácticas que nos han hecho muy mal. Tenemos que potenciar y cuidar todos nuestros liderazgos, todos. No es casual que nos cueste tanto posicionar liderazgos a nivel nacional. Y es porque muchas veces a una persona que destaca, el que está al lado la ve como competencia y la empieza a cuestionar. Entonces, aquí necesitamos de una democracia cristiana con todos y todas y esa va a seguir siendo mi postura”.

Precandidatos presidenciales

– A su juicio, ¿Qué nombres de la DC podrían competir como precandidatos presidenciales?

– “Creo que tenemos varias alternativas. Muchas veces he enumerado y he hecho un largo listado. Pero hoy lo que me gustaría es cambiar el énfasis, porque he escuchado a muchos que dicen, también de la lista contraria, ‘Esperemos a ver si hay alguien que prenda en las encuestas’. Y primero, las encuestas son la foto del momento, una realidad. No son predictores, ni instrumentos para generar liderazgos. (…) El ser capaces de instalar un proyecto país depende del partido y esa es una tarea conjunta. Y por eso he puesto tanto énfasis en que veamos el proyecto colectivo de la Democracia Cristiana. (…) Si somos capaces de trabajar unidos como partido, si somos capaces de dar respuesta a lo que la gente hoy nos está pidiendo de la política, somos capaces de entregar eso y dar soporte a una candidatura presidencial. Y ahí hay varios nombres en un escenario presidencial que está absolutamente abierto. O sea, esto es muy distinto a lo que vivimos con Michelle Bachelet hace cuatro años, en que era indudable que ella iba a ser Presidenta de la República. Hoy el escenario es muy cambiante y creo que lo importante es cómo nosotros damos garantías de gobernabilidad en un proyecto que efectivamente genere la confianza de la gente”.

– ¿Y cuáles podrían ser esos nombres?

– “Acá tenemos desde Ximena Rincón, Jorge Burgos, Francisco Huenchumilla, teníamos a Ignacio Walker y él ha definido su proyecto personal. Creo que en esto hay gente que tiene la capacidad, de todas maneras. Hay una batería de nombres que están muy posicionados (…)”.

– ¿Y usted?

– “Yo lo que quiero hoy es consolidar lo que he encabezado desde el partido. Y creo que eso es lo que me corresponde a mí aportar hoy a la Democracia Cristiana y también a la política de nuestro país. A mí me parece increíble que haya quienes están en política y reniegan de la política y desde ahí tratan de posicionarse. Nosotros hacemos política y el desafío es cómo mostramos la mejor cara. Yo agradezco mucho las muestras de apoyo, porque creo que cuando la gente dice ‘Usted podría ser’, está de fondo un reconocimiento a que he podido ser un aporte. Lo tomo así, con mucha humildad, con los pies puestos sobre la tierra, porque esa ha sido siempre una característica mía, pero con esa misma franqueza te respondo que mi objetivo es poder seguir al frente del partido por dos años, consolidar este proyecto de modernización de un partido cercano y transparente y seguir haciéndolo tal cual como lo he hecho hasta hoy, priorizando los temas de Magallanes, donde creo que éste ha sido un buen año (…)”.

– Usted mencionaba nombres de eventuales candidatos presidenciales. ¿Cómo ve el riesgo existente en torno a que ellos se enfrenten a figuras históricas que tienen el respaldo de la vieja guardia de la Nueva Mayoría, como Ricardo Lagos, por ejemplo?

– “En esto, cada partido tiene definido su itinerario y yo como presidenta de partido, siempre voy a ser súper respetuosa de eso. Creo que enero va a ser un mes muy importante en torno a aquello, y cada precandidato está siguiendo su camino en esa lógica. Nosotros como Democracia Cristiana vamos a seguir el que nos hemos fijado. Hay circunstancias que sí demuestran que algunas cosas que parecían claras como ruta, no lo han sido, y hay un escenario que ha cambiado en tiempos muy cortos. Eso tiene que ver con entender que la política no se puede hacer de la misma forma o con las mismas reglas que la hacíamos antes. Las decisiones cupulares ya no funcionan y la municipal nos demostró eso, que hay que abrirse a la ciudadanía, que los partidos no pueden tomar decisiones desde arriba, sino que hay que creer en la participación. Y eso lo digo a propósito de Ricardo Lagos, a quien respeto muchísimo. Creo que él es una figura muy relevante dentro de la política chilena, pero la instalación de su candidatura también ha tenido esas dificultades, que tienen que ver con asumir tiempos que son distintos”.

– ¿Qué análisis realizan en la Democracia Cristiana respecto de que los últimos presidentes de la Nueva Mayoría no han sido de su partido?

– “Yo creo que lo que nos falta es trabajar unidos. No es casual que nuestra lista tenga por eslogan ‘Uniendo Chile’ y yo creo que en esto tenemos que partir siempre por casa y ser coherentes en nuestra actuación hacia fuera. O sea, primero unirnos como partido, tener una actuación conjunta, y después ser capaces de traducir ese mensaje hacia fuera. Eso es parte de la buena política, la coherencia de la actitud en privado y en público. Y creo que esa unidad no tiene que ver con incorporar en una lista nombres de todos lados, sino en cómo hacemos una gestión que sea inclusiva de verdad y que ponga el acento no en diferencias personales, sino en las cosas que justamente tenemos que enfrentar como partido político, en los desafíos de estos tiempos (…)”.

Magallanes

La reciente semana, en un programa radial, se hizo público un audio, donde el diputado Morano señalaba que la inclusión de Cristina Orellana en la lista de Carolina Goic, había sido la carta de la senadora para conquistar el apoyo de Eugenia Mancilla, lo que detonó el quiebre entre el diputado y la presidenta regional de la DC, una amistad política que había sido histórica.

– ¿Cuál es su opinión frente a este conflicto y los dichos del diputado Morano?

– “No voy a entrar al detalle, porque me parece que es improcedente, pero yo no comparto ni las formas de expresión, ni el fondo, porque no se condicen con la realidad. Lo que yo quiero acá es reconocer la trayectoria que tiene cada una de las personas que integran como vicepresidentes y vicepresidentas en mi lista. Todos ellos tienen el aval del trabajo partidario. En el caso de las mujeres, además, todas ellas han sido personas que siempre han trabajado mucho en el partido, pero lo han hecho desde atrás, tras bambalinas. Yo les dije ‘Acá, yo necesito a las mujeres en primera fila’, porque creo que es tiempo que las mujeres también sean reconocidas por el aporte que hacen. (…) Y con Eugenia Mancilla, yo quiero agradecerle el trabajo conjunto que hemos hecho. Ella desde el primer día en que asumí en la junta nacional, dijo: ‘Carolina, acá tú eres de nuestra región. Nos alegramos que una magallánica esté en un espacio tan relevante y cuenta conmigo’. Y en eso ha sido muy coherente, ha sido un tremendo apoyo en el Consejo Nacional y también en proyectar liderazgos regionalmente. En la campaña municipal tuvo altura de miras y la disposición como candidata, así que yo quiero agradecer el trabajo que ella ha desarrollado. Y por eso lamento estas declaraciones que no se condicen en nada con la realidad ni con el espíritu con que hemos trabajado. Yo me quedo más bien con las múltiples señales de cariño y respaldo de los camaradas (…) Es eso lo que a mí me moviliza”.

– ¿Usted apoyaría a Eugenia Mancilla como candidata a la Cámara Baja? Inicialmente trascendió el nombre de Paola Fernández, pero al parecer no prosperó…

– “Aquí hay que decir que Paola Fernández es gobernadora, y ahí sigue, porque a veces en política es muy fácil comenzar a armar realidades donde no las hay. Yo creo que Eugenia es sin duda un liderazgo importante que tenemos en la Democracia Cristiana. Ahora, yo soy presidenta nacional, entonces en esto tengo que dar garantías a todos, no me corresponde a mí estar definiendo candidaturas, pero yo valoro su liderazgo y creo que hay que cuidarlo, así como todos los liderazgos de la Democracia Cristiana”.