Necrológicas
  • Raúl Sergio Miguez Quinán

CChC elaboró propuestas para incidir en proceso de la nueva Constitución: “El Estado no debería tomar el rol que le corresponde al sector privado en el desarrollo de iniciativas empresariales”

Por La Prensa Austral domingo 5 de junio del 2016

Compartir esta noticia
Visitas

– Cuatro son los pilares descritos por el presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción, Jan Gysling, que debe fortalecer la Carta Fundamental: libertad, derechos, subsidiariedad y contrapesos.

“Nos parece que no es una buena idea, dado que la forma en que se están haciendo las reformas estructurales han traído una tremenda incertidumbre. Y llevar eso a la Constitución parece un despropósito y no lo recomendábamos”, manifestó el presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Jan Gysling Brinkmann, respecto del llamado presidencial al país de participar en el proceso de elaboración de una nueva Carta Fundamental, el cual ya está en marcha.

Ante ello, el dirigente gremial señaló que la CChC decidió sumarse y participar de la iniciativa. “Si esto llega a buen puerto y termina saliendo una buena Constitución para el país, es fundamental que nuestros puntos de vista hayan sido considerados”.

Cuatro pilares 

Para contribuir en esta senda, la Cámara creó un documento que define 4 pilares que  consideran deberían fortalecer la Carta Fundamental: mantener la garantía de libertad (de emprender; de conciencia y de opinión, entre otros); garantía de derechos; subsidiariedad; y contrapesos.

En el primero de ellos, el presidente regional del gremio se refirió a la necesidad de garantizar el derecho de propiedad. “Sin él, no tienes capacidad de usar los recursos que logras obtener, para impulsar tu proyecto de vida, en la dirección que quieras”, planteó.

En cuanto a garantizar derechos, Gysling apuntó que es importante que éstos sean resguardados. “Esto, porque si buscamos que el Estado comience a garantizar absolutamente todo, nos vamos a encontrar con que es algo imposible de realizar. Debe ser garante de la paz social; la seguridad ciudadana y el acceso a bienes mínimos para las personas”.

La subsidiariedad es el tercero de los pilares y busca asegurar que las atribuciones estatales sean acordes a las necesidades de crecimiento del país. “El Estado no debería tomar el rol que le corresponde al sector privado en el desarrollo de iniciativas empresariales ya que eso se convertiría en una competencia. Si eso pasa, el escenario se distorsiona completamente”, planteó.     

Una cuarta línea es conseguir una institucionalidad sólida. “Aquí nos encontramos con que el discurso refundacional ataca a las instituciones del Estado, caricaturizándolas como trampas constitucionales, por ejemplo en el caso de las leyes de Quórum y el Tribunal Constitucional (TC), que resguardan la estabilidad del país al impedir que ciertas mayorías circunstanciales puedan borrar simplemente de un plumazo los cimientos del país y partir con algo nuevo”, dijo.    

La CChC se encuentra difundiendo esta iniciativa y convocó una asamblea de socios para dar a conocer la postura que asumió la institución. La idea es que a nivel regional se  formen encuentros locales autoconvocados, para luego pasar a la instancia de cabildos provinciales y regionales. El plazo es el 23 de junio próximo para esta primera etapa. En los autoconvocados, la inscripción debe ser efectuada a más tardar el 18 de junio.