Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda

Cecilia Quinchén, recibió subsidio habitacional: “Me estafaron pero conseguí mi casa propia”

Por La Prensa Austral viernes 3 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
770
Visitas

El sol salió y brilló a favor de esta mujer que perdió cerca de $2.500.000. Noventa y tres familias fueron beneficiadas con esta entrega de recursos.

Fabrizio Bahamóndez

fbahamondez@laprensaaustral.cl

¿Cómo definiría diecisiete años de postulación a la casa propia? Mientras unos dirán “no sirvo para esperar tanto”, otros que es sinónimo de esfuerzo.

Es el caso de Omar Bardales, vendedor ambulante de maní confitado de Punta Arenas, quien durante ese período perseveró para conseguir lo que tanto anhelaba. Y lo logró.

“Han sido años de esfuerzo luchando para obtener este subsidio de vivienda. Se siente una felicidad tremenda porque sabes que es algo que será tuyo, para siempre y en donde serás feliz”, relata contento este peruano con nacionalidad chilena. Lleva 33 años viviendo en nuestro país.

Actualmente Omar paga $220.000 de arriendo en una ciudad en la que cada semestre se incrementa el valor de casas y departamentos, y a que pesa en los bolsillos de miles de magallánicos o personas que recién arriban a la zona para vivir.

“Son muy caros los arriendos acá. Lo que hoy pago por vivir será un alivio el día de mañana, porque tendré una casa propia para mi familia y para mí. Pasé por cerca de tres agrupaciones para la vivienda, pero finalmente hice los trámites solo; por suerte no me estafaron”, cuenta Omar, agradecido de Dios y del gobierno que le dio esta oportunidad de postulación.

Distinto es el caso de Cecilia Quinchén. Muy distinto. Mientras estuvo en una agrupación fue presuntamente estafada con casi $2.500.000. El objetivo de algunos fue quizás estafar, hacer daño y romper el sueño de una vivienda propia. De sólo recordar el amargo hecho se emociona.

“Hay alguien que se encargará de hacer justicia por todo el daño que nos hicieron. Me estafaron pero conseguí mi casa propia. Afortunadamente no me ocurrió una segunda vez”, afirma entre lágrimas esta mujer.

Y agrega: “Esto es una felicidad tremenda porque es un sueño que vengo anhelando desde hace mucho. Tengo el corazón inundado de felicidad y con ganas de llorar”. El sol salió y brilló a favor de esta puntarenense.

Cecilia -según confiesa- agradece este logro a Dios y sus ángeles del cielo quienes siempre la acompañan: sus padres. Seis años tardó en conseguir su certificado de subsidio habitacional. Su futura nueva vivienda la habitará junto a su marido.

Lo anterior forma parte de la segunda entrega de subsidio habitacional del año del fondo solidario de elección de vivienda (Decreto Supremo 49) del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu).

Dicho fondo está destinado al 40% más vulnerable de la población chilena. Benefició a 93 familias de la agrupación Brisas del Sur II, de Punta Arenas.

Por su parte, el seremi de la cartera (s) Atircio Aguilera, sostuvo que con este tipo de subsidio “lo que se busca es mejorar la calidad de vida de las personas. Recordemos que, más allá de una casa, es un espacio que la gente va a habitar; será un hogar”.

Dicho beneficio, que viene a alegrarle aún más la vida a los magallánicos, contó con una inversión que supera los 3.000 millones de pesos.