Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Comerciante estimó perjuicios por incendio en cerca de $5 millones

Por La Prensa Austral miércoles 10 de febrero del 2016

Compartir esta noticia
429
Visitas

“Si todo sale bien, a ella le dan el alta mañana (hoy), y mi abuela está bien (…) adentro no quedó nada, todo se quemó”, señaló Alextair Duncan Cárdenas, hijo de Mercedes Cárdenas Cornejo, una de las afectadas en el incendio ocurrido la tarde del lunes en calle Magallanes, a metros de Ignacio Carrera Pinto. Ayer, trabajaba en el tapiado del inmueble que resultó completamente destruido, mientras, uno de los comerciantes sacaba cuentas negativas tras el siniestro.

“Hay que hacer de nuevo la instalación eléctrica y algunas reparaciones, perdí muchos artefactos electrónicos, e implementos de trabajo como tinturas y cosas así, que al mojarse ya no sirven, por lo que, sacando cuentas, son como cinco millones de pesos en perjuicios”, detalló Luis Antonio Alarcón, propietario del salón de belleza “Antonio”, situado en la planta baja del inmueble donde se inició el incendio.

Alarcón recordó que al momento de desatarse el siniestro, él se encontraba trabajando en su local cuando su vecina, Mercedes Cárdenas, bajó a pedir auxilio, “’Antonio, ayúdame con el fuego’ me dijo, le vi la cara manchada de negro, y cuando subí, veo que la cocina y el pasillo ya era un muro de fuego. Lo único que pensé en ese momento fue en la abuela, me acordé que estaba en su habitación, en cama, así que como pude la saqué, y cuando iba bajando la escalera, se la entregué a un bombero”, relató el estilista.

Reconoció que en un principio esa fue su prioridad, asegurarse que ellas estuvieran bien, y luego, intentar rescatar sus cosas, ya que tras el aluvión de 2012, debió reinvertir para implementarse, ya que la salida del río lo dejó sin nada.

El profesional añadió que su local permanecerá cerrado por algunos días, mientras se hacen las refacciones, tiempo que aprovechará para viajar a Milán, viaje que tenía programado con anterioridad, donde participará de un encuentro internacional de estilistas, para retornar, como señaló, “con la energía para volver a empezar”.

En reparaciones se encontraba también el establecimiento de Alimentos Duncan, del mismo propietario del inmueble, en donde se realizaban trabajos para renovar las instalaciones de suministros básicos, y poder reanudar la atención a público.

Respecto de los perjuicios, la familia que perdió su domicilio, no contaba con seguros comprometidos, mientras que el estilista sí mantiene una póliza comprometida.

El tercer local afectado, dado lo mínimo de sus perjuicios, reabrió ayer sus puertas al público.