Necrológicas

Con arresto domiciliario total queda chofer que chocó ebrio y dejó en la Uci a conductora

Por La Prensa Austral sábado 25 de julio del 2015

Compartir esta noticia
1.012
Visitas

Son hechos graves los imputados, más si consideramos que ocurrió en una esquina de alto tráfico, en un horario punta, fuera de un restaurante y a escasos metros de un jardín infantil, es por eso que pedimos la prisión preventiva, que por ahora no fue acogida por el tribunal”, enfatizó el fiscal jefe de Punta Arenas, Eugenio Campos Lucero, una vez concluida la formalización de cargos contra Javier Ochoa Cataneo, quien el martes último, en estado de ebriedad, provocó un grave accidente en la esquina de Avenida Bulnes y calle Maipú.

En el curso de la audiencia judicial de ayer, el fiscal Campos formuló a Ochoa los cargos de manejo de vehículo motorizado en manifiesto estado de ebriedad provocando lesiones graves, de mediana gravedad y leves en 5 personas, además de daños, todos ellos en contra del estudiante universitario de 24 años, quien ayer, tras cumplirse el plazo de ampliación de la detención enfrentó al juez Pablo Miño.

Durante la formalización, el representante del Ministerio Público hizo hincapié en el “actuar irresponsable” del imputado, quien transitaba a alta velocidad en el centro de la ciudad a bordo del vehículo BMW, no respetando la luz roja del semáforo existente en la esquina de Bulnes con Maipú, sumado a estar conduciendo, cerca de las 14,30 horas, con 1,29 gramos de alcohol en la sangre, según registró el “alcotest”.

Defensa y reparación

Más allá de rebatir los hechos expuestos por la Fiscalía, el abogado de Ochoa, Marcos Ibacache, puso de relieve la buena conducta de su representado, estudiante universitario y trabajador, sin otras anotaciones penales. Asimismo, aseguró que la familia del conductor se comprometió a ayudar económicamente a la mujer que resultó gravemente herida, para sus cuidados médicos como en la recuperación, haciendo alusión a las posibles secuelas permanentes que arriesga sufrir la paciente.

Llamó la atención la hipótesis planteada por Ibacache, quien planteó que personalmente pudo apreciar una anomalía en el funcionamiento de los semáforos del lugar, supuestamente dando un lapso de tiempo en que ambas luminarias tienen luz verde, lo que a su juicio pudo haber tenido relevancia en el accidente.

Todo lo anterior, responde a los argumentos en que basó su defensa Ibacache con el fin de rebatir la solicitud de prisión preventiva formulada por el fiscal Campos.

Al dar a conocer su resolución, el juez Pablo Miño junto con compartir la gravedad del hecho, acogió las atenuantes planteadas por la defensa, desestimando por ahora la reclusión del imputado en la cárcel, decretando en su reemplazo la medida de arresto domiciliario total, dando orden a Carabineros de trasladar a Ochoa Cataneo al domicilio de sus padres, donde será supervisado por la policía mientras transcurra el plazo de 4 meses fijados para la investigación.