Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Miriam Rozas Alvarado
  • Dagoberto Mancilla Ojeda
  • Ida del Carmen Alvarado Navarro
  • Pedro Delgado Andrade
  • Peter Eladio Frías Gómez

Con fuertes multas comienza a regir nueva ordenanza de tenencia responsable de animales

Por La Prensa Austral jueves 1 de octubre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
6.007
Visitas

Con una modalidad más drástica que su versión anterior debutará a contar de hoy la nueva ordenanza municipal de tenencia responsable de animales, la cual propende entre sus objetivos a fomentar la educación hacia la comunidad en esta materia, para que esta práctica sea compatible con la higiene, salud pública y la seguridad de las personas y bienes. 

Según explicó el concejal Juan José Arcos, la normativa será más dura contra los tenedores irresponsables, aún cuando algunos elementos ya no se consideran  infracción, como el alimentar animales en la vía pública. “Eso era impracticable, pero se establecen sanciones severas para quienes sacan los perros a defecar en espacios públicos y no las limpian. Eso tiene una multa que puede llegar a las 5 UTM (más de $200 mil) y también para los que salen con el perro sin collar. Hay que llevarlo refrenado, no se pueden soltar en la vía pública”, advirtió.

Obligaciones

El resultado de la nueva ordenanza se logró tras 6 meses de trabajo por parte de la Comisión de Régimen Interior, que preside el edil Arcos, en conjunto con los jueces de Policía Local de Punta Arenas. A saber, considera obligaciones como por ejemplo, que los animales deben ser mantenidos dentro de su domicilio o lugar destinado a su cuidado, sin provocar molestias, daño y/o peligro a los vecinos, conservando los cierres perimetrales en buenas condiciones estructurales, evitando la proyección al exterior de la cabeza de los animales o su fuga.

De igual modo, los perros no podrán acceder libremente a las vías y espacios públicos, debiendo ser conducidos por sus poseedores y provistos de su identificación municipal u otra entregada al momento de la inscripción. Además, deberán en todo momento ir refrenados con cadena o correa, y bozal si así lo aconseja el temperamento del animal. El perro que se encuentre en espacio público, no refrenado y sin compañía de su propietario o cuidador, con o sin licencia, será considerado animal abandonado, facultándose al municipio para su captura.

Los perros guardianes de obras, industrias u otros establecimientos, deberán estar bajo el control de su cuidador o propietario, a fin que no puedan causar daño y perturbar la tranquilidad ciudadana, en especial en horas nocturnas. Asimismo, podrán permanecer sueltos si el lugar, sitio, obra o industria, se encuentra debidamente cercado sin riesgo para las personas.

Responsabilidad

En cuanto a responsabilidades, los propietarios y tenedores de los perros deben -entre otros aspectos- hacerse cargo de las molestias provocadas a los vecinos a causa de los ruidos por ladridos o aullidos excesivos y de los malos olores generados, además de los daños y perjuicios que ocasione el animal a los bienes de terceros y a las personas.

De cursarse denuncias contra infractores, éstas deben ser presentadas ante el Juzgado de Policía Local y se consideran como medios de prueba fotografías, medición de ruidos, inspecciones sanitarias y declaraciones de vecinos o de la comunidad de propietarios afectados. 

Prohibiciones

Además de lo señalado por el concejal Arcos, la ordenanza sanciona a quienes tengan sus animales permanentemente atados o inmovilizados; mantengan cierres en mal estado que permitan la salida de los animales y el estacionamiento de animales al sol sin la debida protección, o dentro de vehículos que les pueda producir asfixia. “Se prohíben además los “acumuladores de perros”, es decir, esas personas que tienen 10 ó 12 perros en sus casas, también van a ser sancionadas”, puntualizó.

Fiscalización y sanciones

De acuerdo a lo establecido en la actual ordenanza, la labor de velar su cumplimiento no sólo podrá ser efectuada por Carabineros, Servicio de Salud y los fiscalizadores e inspectores del municipio. Cualquier persona podrá dar cuenta de los incumplimientos, los que deben ser denunciados ante los Juzgados de Policía Local de Punta Arenas, arriesgando el infractor multas que van desde las 3 a 5 UTM.

Facultades del municipio

Cabe precisar que el municipio posee la facultad de capturar los perros que sean encontrados en la vía pública, bienes nacionales de uso público y/o sitios eriazos, para conducirlos a lugares habilitados para tal efecto, ya sea de propiedad municipal y/o de terceros. Los animales capturados permanecerán recluidos hasta por tres días hábiles, período en el cual serán evaluados por un médico veterinario.

Tratándose de la captura de perros que sean identificables y cuyo propietario pueda determinarse por el Registro Canino Unico Municipal, se procederá de inmediato a informar a su dueño, otorgándole un plazo para su retiro, previo pagos de los gastos de mantención del animal. El no retiro del perro será considerado un abandono del animal e infracción a la ordenanza.

Esterilización

Para Arcos, la nueva ordenanza -que comienza con una marcha blanca- será un modelo a nivel nacional. “Y va a ser una contribución a que mejoremos la situación que hoy tenemos porque hay alrededor de 16 mil perros en situación de calle y de éstos, sólo 5 mil no tienen dueño. Para eso está la campaña de cerca 5 mil esterilizaciones anuales y la lógica es que los perros no se puedan reproducir, para que de esa forma vaya bajando la población. Pero el verdadero problema son los dueños que son irresponsables. Así que el tema es simple, si dentro del tercer día el dueño reclama el perro en el canil municipal, no sólo debe pagar la multa sino que se esteriliza el animal obligatoriamente”.