Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre

Con pistola y cuchillo, asaltantes robaron 4,8 millones de pesos en joyas

Por Nicolás Ulloa martes 8 de septiembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.507
Visitas

El atraco se perpetró cerca de las 17,45 horas de ayer en el local Diamond Gold, ubicado en calle Chiloé Nº890, a pasos de calle José Menéndez, en pleno centro de Punta Arenas.

Pasado mañana, se cumplirán cinco años del robo a mano armada que afectó la estación de servicio Copec de Diagonal Don Bosco, hecho por el cual Gino Vitorio Johans Caballieri Ojeda Cerda, de actuales 23 años, fue condenado a 5 años de prisión como autor. Ayer, a plena luz del día y portando un arma, el mismo sujeto asaltó, a media tarde, una céntrica joyería, siendo detenido cuando junto a su cómplice, Juan Pablo Gallardo Barría, de 20 años, huían del lugar. Un funcionario policial incluso hizo uso de su arma de fuego, ante un movimiento amenazante de uno de los sujetos.

Ojeda Cerda tiene un nutrido prontuario: violación de morada, robo y robo con intimidación. Por el contrario, el segundo implicado en al fallido atraco de ayer, no tenía registros penales, hasta ahora.

Cerca de las 17,45 horas de ayer, dos personas ingresaron al local Diamond Gold, ubicado en calle Chiloé Nº890, a pasos de calle José Menéndez, en pleno centro de Punta Arenas. En el interior, un joven dependiente permanecía a la espera de la clientela, cuando fue encañonado por uno de los antisociales, mientras el otro, con cuchillo y bolso en mano, comenzó a sustraer de las vitrinas diversos, apropiándose de diversos contenedores de alhajas, en su mayoría, de oro y plata.

Persecución

No más de 40 segundos duró el atraco, según la declaración que la víctima entregó a la policía, entre que los delincuentes entraron, robaron y huyeron corriendo. Sin embargo, igual de rápida fue la reacción del joven empleado, quien dio aviso a Carabineros, que de inmediato desplegó un amplio operativo policial encabezado por la patrulla motorizada del cuerpo policial uniformado, acción que en cosa de minutos logró, en calle José Menéndez con Avenida España, a 200 metros del lugar del robo, atrapar a Gallardo Barría.

Sin embargo, Gino Ojeda no se dejaría capturar tan fácilmente, continuando su veloz carrera hacia el cerro, escabulléndose entre los vehículos estacionados. Sin embargo, no pudo evadir a los 7 vehículos policiales que se sumaron a la persecución, la que concluyó en la esquina de Manuel Señoret y José Menéndez.

En este lugar, una situación particularmente tensa se desató, luego que el sujeto realizara, lo que se describió como “un movimiento amenazante”, motivo por el cual uno de los funcionarios extrajo su arma de servicio y la disparó de manera disuasiva, provocando esto que el antisocial arrojara al suelo un cuchillo, siendo arrestado de inmediato.

En su rápido actuar, los sujetos habían robado cerca de 50 costosos artículos de joyería, los que fueron avaluados en 4,8 millones de pesos, siendo recuperadas todas las especies en poder de uno de los detenidos.

El fiscal Fernando Dobson, dispuso que la Sección de Investigaciones Policiales (Sip) realizara las diligencias que respalden una eventual formalización de cargos, mientras que peritos del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) fueron encomendados a recoger evidencia en el lugar.

Ambos sujetos, quedaron detenidos como autores de robo con intimidación, y esta mañana serían trasladados al Centro de Justicia, donde enfrentará audiencia de formalización de cargos. Además, Cerda Ojeda deberá responder por las tres órdenes de detención, por causas anteriores, que existían en su contra.

Cabe consignar que el comisario (s) de la Primera Comisaría, capitán Renato Sanhueza, indicó que se está investigando la eventual posibilidad de un tercer implicado, aunque hasta el cierre de esta edición, no había nuevas detenciones, y los testimonios del afectado, no daban cuenta de aquello.

La pistola, supuestamente utilizada por los antisociales para intimidar al dependiente del local, no fue encontrada.