Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Con proyecto que permite renuncia a fuero parlamentario, Bianchi se despidió del Senado

Por Dennis Merino domingo 5 de julio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.513
Visitas

Con la presentación de un proyecto que permitiría a los parlamentarios renunciar a su fuero, el senador independiente por Magallanes y Antártica Chilena, Carlos Bianchi Chelech, se despidió temporalmente de su rol legislativo en el Congreso, tras ser desaforado por la Corte de Apelaciones de Punta Arenas.

El miércoles 1 de julio, el parlamentario asistió a su última sesión en sala, donde efectuó una intervención a modo de despedida. “Al momento de asumir como senador el 2006, dije en mi primera intervención que una de las principales motivaciones de mi trabajo sería conseguir y luchar por una inclusión igualitaria de las regiones, de la totalidad de los partidos políticos y de la gran mayoría de los ciudadanos independientes, en el quehacer nacional, para así profundizar en forma efectiva y real nuestra democracia”, comenzó diciendo Bianchi, agregando que la tarea no ha sido fácil.

“Puedo decir con la frente en alto, frente a mi país y, de manera muy especial, a mi amada región de Magallanes que en este compromiso no he transado en estos diez años, con el poder económico ni político, pese a las ofertas de distintos sectores, cuestión que no ha sido gratis, ya que sin duda para el sistema soy una molestia, una piedra en el zapato, un bicho raro, que puede ser a ratos algo peligroso”, precisó el senador.

Bianchi continuó anunciando que no se dará por vencido ante este golpe que ha recibido. “A todos los que creen que nos han derrotado mediante acusaciones calumniosas (…), les debo decir que ésta ha sido sólo una batalla. Sabemos que en esta causa judicial demostraré mi absoluta inocencia, y tengan por seguro que, una vez superada esta coyuntura, muchos de los que me acusan hoy calumniosamente, porque han visto amenazado su poder, luego de esto sí deberán pagar por sus actos, los cuales sí han sido delictuales y en los que ha habido un abuso que quizás ni en los peores tiempos de oscuridad democrática de nuestro país existieron”, enfatizó.

El parlamentario terminó agradeciendo por los años que lleva trabajando en el Congreso, refiriéndose posteriormente a lo que deberá enfrentar dentro de las próximas semanas. “Serán cuatro meses donde me tocará demostrar nuestra inocencia, dejando en paralelo un proyecto de ley que, de alguna medida, me tocó vivirlo en carne propia. Fíjese que no me gustaría que ninguna persona que esté dedicada a la vida pública pase por lo que me tocó vivir: un antejuicio por defender un fuero que es irrenunciable”, finalizó Bianchi.

Iniciativa

El senador dejó presentada una iniciativa que busca que los parlamentarios puedan renunciar al fuero, si así lo desean, pasando directamente al juicio y, de comprobarse su culpabilidad, salir del Congreso. “Le pido que podamos legislar, a lo menos, por la dignidad de quienes tenemos la frente en alto”, indicó Bianchi.

El proyecto indica que se sustituya el artículo 61 de la Constitución Política, que establece que “ningún diputado o senador, desde el día de su elección o desde su juramento, según el caso, puede ser acusado o privado de su libertad, salvo el caso de delito flagrante, si el Tribunal de Alzada de la jurisdicción respectiva, en pleno, no autoriza previamente la acusación declarando haber lugar a formación de causa”.

Lo que postula la iniciativa es que el nuevo artículo 61 precise que “los diputados y senadores sólo son inviolables por las opiniones que manifiesten y los votos que emitan en el desempeño de sus cargos, en sesiones de sala o de comisión. Ningún diputado o senador, desde el día de su elección o desde su juramento, según el caso, puede ser acusado o privado de su libertad, salvo el caso de delito flagrante, si el Tribunal de Alzada de la jurisdicción respectiva, en pleno, no autoriza previamente la acusación, declarando haber lugar a formación de causa. De esta resolución podrá apelarse ante la Corte Suprema. La autorización establecida en el inciso precedente no será necesaria en caso de que el diputado o senador señale expresamente que acepta la formación de causa en su contra”.

Por otro lado, se agrega que, en caso de ser arrestado algún diputado o senador por delito flagrante, será puesto inmediatamente a disposición del Tribunal de Alzada respectivo, con la información sumaria correspondiente. El Tribunal procederá, entonces, conforme a lo dispuesto en el inciso anterior. “Desde el momento en que se declare por resolución firme, haber lugar a formación de causa, queda el diputado o senador imputado suspendido de su cargo y sujeto al juez competente, a menos que el senador o diputado acepte voluntariamente la formación de causa en su contra”, precisa el texto.