Necrológicas
  • Ramón Vargas García
  • José Yáñez Barrientos
  • Armando Vidal Cubate

Concejala Verónica Aguilar Martínez: “Yo me siento preparada para todo”

Por La Prensa Austral domingo 4 de agosto del 2019

Compartir esta noticia
871
Visitas

“Yo vengo de una familia de esfuerzo. Mi abuelo era esquilador y mi papá marino mercante y con mucho esfuerzo nos criaron a nosotros”. Así comienza el relato de su historia de vida la concejala de Punta Arenas, Verónica Aguilar Martínez (37 ). De familia ligada desde siempre al folclore, cuenta que su abuelo organizaba las ramadas de Avenida España con Independencia “Los Compadres Paleteados se llamaban”. Esa es la renuncia que más ha sentido al asumir su rol político municipal: dejar  la animación del Festival Folclórico en La Patagonia, que lo describe como parte de su alma. La mayor de tres hermanos, estudió relaciones públicas y se dedicó a las comunicaciones. Ambito donde se hizo conocida ampliamente en la comunidad. Es militante del Partido Por la Democracia, PPD.

– ¿Cuándo tomó la decisión de trabajar en primera línea en política y siendo candidata a concejala?

  “Cuando una está ligada a las comunicaciones indiscutiblemente tiene una mirada social, porque te transformas en un puente entre la autoridad y los vecinos. Y me dediqué a ello por mucho tiempo, pasando por Radio Polar, Magallanes, Patagónica, Cooperativa. En una reunión de evaluación del Festival Folclórico los amigos más cercanos me preguntaron si quería ser candidata a concejala. Después me junté con otro grupo y me lo preguntan y me pasó lo mismo en cuatro veces en una semana. Y paralelamente los compañeros del partido a nivel nacional y regional me hacen la invitación a participar en las listas. Fue un paso familiar. Decidimos entre todos que debía ir en la papeleta. Y hasta ahora creo que fue la mejor decisión que pude tomar. Echo mucho de menos las comunicaciones y animar el Festival, que lo llevo en el alma porque mi familia siempre ha estado ligada al folclor pero el trabajo de concejala me apasiona”.

– ¿Y esas amistades eran también del PPD?

– “Era un grupo mixto. Yo soy militante del partido hace más de 10 años pero siempre de bajo perfil por mi trabajo en las comunicaciones, así es que trabajaba en los equipos de partido y no en primera línea. Y me gusta mucho el trabajo que estoy haciendo, me apasiona. Quiero ser concejala hasta el último día y hacer mi pega lo mejor posible”.

– ¿Y qué le parece el rol de concejala, donde la comunidad ahora le pide soluciones?

– “Estar al otro lado de la vereda por cierto que no es fácil sobre todo en un sistema tan burocrático como el nuestro. Más allá de las gestiones que uno puede hacer, las he tratado de hacer de la mejor manera posible, aprendiendo mucho y estando cerca de la comunidad porque ese el feedback (retroalimentación) que uno necesita. Uno no es concejala una vez a la semana de 3 a 5 de la tarde. Yo dejé todos mis trabajos de lado y hoy me dedico 100 por ciento a ser concejala, de lunes a lunes 24/7 y este es mi trabajo, es parte de mi vida. Me enorgullece poder solucionar problemas de repente pequeños o colectivos. Yo soy nacida y criada en esta tierra y a veces veo con mucha tristeza que el puntarenense está perdiendo su identidad y creo que es necesario que empecemos a recuperarla y a decirle a Chile y el mundo quiénes somos”.

Pérdida de identidad

– ¿Y en qué nota esa pérdida de identidad?

– “Estamos frente a una cantidad importante de personas que vienen de afuera, muchos migrantes nacionales y extranjeros. Desde autoridades a población en general. Y cuando no eres de acá, cuando no has nacido (o si eres adoptivo, y has criado a tus hijos) en esta tierra, es muy difícil entender la idiosincrasia de nosotros. Si yo voy a un lugar, yo me adecúo, no espero que el lugar se adecúe a mí. Y lo que está pasando es que los puntarenenses se están adecuando a lo de afuera, a un sistema cada día más centralista. En ese sentido hemos perdido nuestra identidad. Era impensado hace cinco años que alguien llamara a un medio de comunicación para preguntar si mañana hay clases porque está nevando. O que una empresa constructora diga que no va a ir a hacer el trabajo porque está lloviendo. El clima nunca fue tema, al contrario es parte de nuestra historia”.

– ¿Y qué rol cree que juega el municipio en materia de identidad de la comuna?

– “Un rol fundamental. Pero es muy difícil cuando tienes autoridades que son de afuera. Entonces  nuestro trabajo es fundamental. Nosotros tenemos que conocer primero cuáles son las necesidades de los vecinos, cuál es el territorio, cómo nos enfocamos, porque las necesidades de los vecinos de Río Seco no son las mismas que las de los de villa Las Nieves. Cuando trabajas en un proyecto, tienes que ir a terreno, golpear las puertas, juntarnos y conversar con la gente. Qué es lo que necesita tu sector. Porque una cosa es la idea que tú tienes y otra es lo que realmente quieren los vecinos”.

– ¿Y cómo le ha ido cuando ha hecho ese trabajo?

– “Bien. Porque al puntarenense se le dejó de escuchar hace mucho rato. De repente hay gente que simplemente quiere que la escuches. Más allá de resolverle el problema que no siempre está dentro de tu ámbito, a veces se puede hacer una gestión. Pero hay gente que sólo quiere que la escuches o la orientes. Y el trabajo que he hecho en estos años me enorgullece. Hoy me toca ejercer la presidencia de las comisiones de Cultura, Medio Ambiente y Participación Ciudadana y en esto último estamos muy al debe. Por eso yo digo que el puntarenense ha perdido su identidad. Porque no los hemos escuchado ¡cuál es el temor de escuchar a la gente! Más allá de que una consulta ciudadana -como la que le estoy proponiendo al alcalde por la vía elevada- sea o no vinculante, nadie nos ha preguntado. Y yo quiero que nos pregunten. Yo quiero un municipio que sea ‘progresista’ no desde el punto de vista ideológico, si no desde el punto de vista del progreso. Quiero presupuestos participativos, entregarle dos o tres propuestas a los vecinos y que ellos prioricen”. 

Fuerte apoyo
a la cultura

– ¿Y cuáles han sido sus prioridades como concejala?

– “En el área Cultural, pudimos aprobar un plan municipal de Cultura. Que aumentó de 80 a casi 400 millones de pesos el presupuesto municipal para el área. Nos ha permitido tener una cartelera contundente y contar con nuestros propios elencos. Con mucho orgullo podemos decir que esta municipalidad cuenta con un ballet folclórico y uno clásico a cargo de Iván Antigual, con coro, teatro, talleres permanentes en el Centro Cultural. Todavía falta mucho, recién se está incorporando a este trabajo la Fundación Cultural -que también fue una propuesta mía aprobada por el Concejo- que esperamos que el próximo año comience de lleno sus funciones. En materia de medio ambiente el trabajo ha sido un poco más lento, pero estamos bien encaminados, hoy se retomó el trabajo en la certificación ambiental, con una mirada de reciclaje interesante, trabajando por la seguridad del Humedal Tres Puentes. Creo que pensar en construir cerca no corresponde. Ahora que se viene esto de los 500 años debiéramos asumir un compromiso Ad portas de la COP25 y como Patagonia Chilena las autoridades, los vecinos, debiésemos hacer un compromiso medioambiental, pensando en nuestros hijos y nietos, para proteger nuestro entorno. Pero eso no se ha visto. Los 500 años se ha convertido en unas bodas de oro con el matrimonio divorciado: por un lado tienes al gobierno y por el otro al alcalde y no hemos visto la conversación con los vecinos”.

   – En muchas ocasiones se ha enfrentado al alcalde en discusiones manifestando sólidamente su punto de vista. ¿Qué siente en esos momentos en que le ha tocado ‘pelear’ con el alcalde? 

– “Pero siempre con respeto. Porque yo he sentido que me han faltado el respeto varias veces en sesiones del Concejo. Con algunos concejales y el mismo alcalde. Una vez tuvimos una discusión bien fuerte. He sentido que como mujer te encasillan e incluso al principio sentía que no te tienen mucha expectativa. Más aún viniendo del ámbito de las comunicaciones. Yo creo que hoy es súper bueno que haya tres mujeres en el Concejo. Creo que la mujer le da una mirada distinta y que la política nos necesita para poder avanzar. Yo soy súper matea. Soy una comelibros, me gusta investigar. Hice un estudio de ciudades inteligentes y presenté una propuesta a la comisión de infraestructura de iluminación led. Yo me preparo siempre y cuando no sé algo lo estudio, lo consulto. Puede ser también por formación profesional”.

  ¿En qué va su candidatura a alcaldesa? ¿Podría tener problemas con otras mujeres fuertes de su partido?

– “La gente del partido tanto de acá como de Santiago me preguntaron si me podía inscribir para iniciar los procesos al interior del partido. Y eso fue lo que hice. Yo soy muy respetuosa de la institucionalidad e hice todo como se me indicó. Me inscribí y ahora el partido tiene que ver cuáles son los mecanismos internos que aplicará para la definición de candidatos. Yo estoy concentrada en mi trabajo de concejala ¡con las tres presidencias tengo harta pega! Y como me gusta estar en terreno es harto trabajo. Y quiero ser una buena concejala hasta el último día de mi mandato. Y después se verá. Estoy disponible para un proyecto unitario, ciudadano, autónomo y no desde una mirada ideologizada. Creo que tenemos que avanzar a un municipio enfocado en el progreso y en la inclusión. Porque aquí no se trata de qué lado eres, acá somos todos puntarenenses, entonces yo le pregunto a la gente: qué quieres para Punta Arenas en el futuro. Y recuperar nuestra identidad es un tema prioritario y es un desafío que podemos lograr, pero con un equipo inclusivo no partidista. Yo feliz de participar para lo que además cuento con el pilar fundamental de mi familia, mi marido y mis hijos”.

– ¿Y se siente preparada para asumir una alcaldía?

– “Yo me siento preparada para todo”.