Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Miriam Rozas Alvarado
  • Dagoberto Mancilla Ojeda
  • Ida del Carmen Alvarado Navarro
  • Pedro Delgado Andrade
  • Peter Eladio Frías Gómez

Condenan a capitán y timonel del Amadeo I a pagar más de $2 millones cada uno

Por La Prensa Austral lunes 9 de octubre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
230
Visitas

A pagar multas individuales de 50 UTM (Unidades Tributarias Mensuales) como autores del cuasi delito de verter contaminantes mar, fueron condenados el capitán Eleodoro Barría García y al timonel Ricardo Zurita García, del ferry Amadeo I, ilícito perpetrado el 18 de agosto de 2014 cuando la nave encalló en el Paso Kirke, en la Provincia de Ultima Esperanza. La UTM de octubre está valorizada en $46.786.

Así lo dio a conocer hoy el Juzgado de Garantía de Puerto Natales amparándose en lo descrito en el artículo 136 de la Ley General de Pesca y Acuicultura.

En procedimiento simplificado,  el magistrado Jorge Lavín Saint Pierre aplicó, además, la pena accesoria de cancelación de su matrícula o título otorgado por la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante y decretó que las multas irán en beneficio municipal y del Fondo de Fomento para la Pesca Artesanal.

“Al llegar al paso Kirke, el capitán Barría, desatendiendo las recomendaciones registradas en el manual de navegación denominado ‘derrotero de los canales del sur’ respecto del cruce del paso Kirke, y además adelantando deliberadamente la hora del ingreso a dicho paso, lo que de acuerdo a la información entregada por la Armada, no debía hacerse antes de las 14 horas, ordenó a su tripulación ingresar con la nave al paso Kirke alrededor de las 9 AM, en conocimiento de que enfrentaba condiciones no óptimas para la circulación del navío, especialmente dado que no era la hora de pleamar que debe preferirse para el ingreso al ya mencionado paso”, se observó en el fallo.

“Este último –recrimina el tribunal- es un dato que Eleodoro Barría García no podía menos que conocer dada su experiencia de años como capitán de navíos que cruzan el mismo paso. Una vez en el interior del paso Kirke, el timonel fue negligente al virar a estribor cuando debió haberlo hecho a babor y, debido a que el capitán había dispuesto el ingreso al paso a una hora no adecuada, el transbordador golpeó su casco contra las rocas a la altura de las bodegas de carga, sufriendo diversos daños y hundiéndose parcialmente sobre su lado derecho.

“Ello provocó -continúa el fallo- la tocada de fondo de la nave a su mando contra la Isla Merino en la angostura Kirke, y el derrame de combustible y petróleo que la nave transportaba en sus propias bodegas, tanto como del combustible y petróleo existente en los vehículos que transportaba. A consecuencia de lo anterior, se produjo la contaminación directa del agua de mar con hidrocarburos provenientes del navío, la muerte de 152 animales que la nave llevaba como carga, cuyos cuerpos quedaron en el agua, y la muerte de una gran cantidad de mauchos, recurso hidrobiológico autóctono de la zona. Este hecho causó un grave daño ambiental a todo el entorno marino, un grave detrimento al patrimonio ambiental y perjuicios a la biodiversidad de la zona, todas consecuencias directas de las órdenes dadas por el Capitán quien hizo caso omiso a los peligros que enfrentaba la nave, y del error de navegación cometido directamente por el timonel”, concluye la sentencia.