Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera

Conductor ebrio y sin licencia protagoniza triple choque tras huir de control policial

Por La Prensa Austral domingo 16 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
769
Visitas

El Ministerio Público formalizó ayer a Jonathan Nicolás Silva Díaz (24) por manejo en estado de ebriedad, sin licencia, con resultado de daños múltiples, tras ocasionar un triple choque en la población Capremer, en el sector sur de Punta Arenas.

Según señaló la fiscal Wendoline Acuña Aliaga, los hechos sucedieron alrededor de la 1,30 horas de ayer, en circunstancias que personal de Carabineros realizaba un servicio de patrullaje en el sector céntrico, específicamente en la calle Lautaro Navarro y donde advirtieron un Toyota modelo Alteza que circulaba de manera zigzagueante con dirección al sur.

Al intentar detenerlo, el conductor huyó a gran velocidad, iniciándose una persecución que comprendió la calle Roca primero y luego Avenida Costanera, arterias por las cuales el conductor escapó sin respetar las señalizaciones del tránsito. “Continúa huyendo por la calle 21 de Mayo hacia el sur, luego ingresó con este vehículo -de playa a cerro- por calle Almirante Latorre. Allí perdió el control -del vehículo- a raíz de la ingesta alcohólica”, precisó la fiscal, señalando que la carrera terminó con el impacto en tres automóviles que se encontraban estacionados. “Luego lo que hace el sujeto es descender y comienza a darse a la fuga a pie por calle Manuel Señoret y -los carabineros- logran atraparlo en calle Oscar Viel. Procedieron a su detención, no indicando -el imputado- en ningún momento, la participación y acompañamiento de terceras personas”, detalló la fiscal.

Ebrio y sin licencia

Wendoline Acuña puntualizó que al ser sometido al alcotest Silva Díaz presentó 1,04 gramos de alcohol por litro de sangre. “También se logra establecer que el imputado no mantenía licencia de conducir, dado que nunca la ha obtenido”.

Legalidad de la detención

Por su parte, el defensor público Ramón Bórquez Díaz, solicitó que se declarara ilegal de la detención, toda vez que, alegó, el imputado no habría sido quien conducía. “El se encontraba al interior del vehículo, como copiloto. Nunca se dio a la fuga, refiere que cuando el auto detuvo su marcha producto de los choques, quedó algo aturdido y que al recuperar la conciencia se dio cuenta que los demás ocupantes, se habían ido. El parte mencionaba que Carabineros iba en persecución de la persona que había descendido -desde el lado puesto del chofer-, sin embargo no le dio alcance y finalmente fue detenido mi representado como supuesto conductor”, mencionó.

Autos dañados

El primero de los autos chocados por el conductor, corresponde a un Daihatsu Terios, estacionado frente al Nº 349, que sufrió daños que fueron avaluados por su propietario en la suma de 6 millones de pesos, siendo afectados el tren delantero izquierdo, así como el parachoques, capó y puerta del mismo costado.   

Luego impactó a un Toyota modelo Isis, causando perjuicios por 3 millones y medio de pesos, con siniestralidad total en la zona posterior.

El tercero de los vehículos afectados, un Kia Pride, sufrió averías valorizadas en 1 millón 100 mil pesos, en virtud de abolladuras en la puerta del conductor, entre otros. 

El propietario del Daihatsu Terios, José Agustinos Cayupel (65), relató cómo se enteró del hecho. “Estaba mirando televisión tranquilo y siento el impacto del choque, inclusive vi por la ventana el auto ‘normal’ y pensé que no había pasado nada, pero después bajo porque toda la vecindad salió a mirar y veo el auto con daños cuantiosos. Ahora estamos citados con los otros vecinos y a esperar lo que diga el fiscal”, dijo junto con señalar que el sector es tranquilo, a excepción de lo sucedido ayer. “Parecía Cabo Negro, porque sentí el ruido del vehículo que subió, pero sin pensar en un daño”.

Medidas cautelares

En razón de los hechos descritos, la fiscal indicó que se configura el delito consumado de conducción de vehículo en estado de ebriedad, sin haber obtenido licencia de conducir, con resultado de daños, por lo que solicitó aplicar las medidas cautelares de arraigo regional y la prohibición de conducir vehículos motorizados, las que fueron acogidas por la jueza de Garantía, Paula Stanger Kahler.

Un total de 60 días fueron los fijados para la investigación respectiva.